Pablo Hermoso y Leonardo Hernandez triunfaron hoy.


por Alberto Lopera

hermoso_leonardo_pamplonaA hombros de los aficionados en la plaza de Pamplona han salido hoy los rejoneadores Pablo Hermoso y Leonardo Hernández después de triunfar plenamente en la corrida de rejoneo celebrada hoy en la Feria de San Fermín.

Hermoso de Mendoza le cortó las dos orejas al primero, un toro bueno, manejable, de buena condición de El Capea. Algo falto de empuje en ocasiones, sacó fijeza y quiso embestir por derecho. El navarro protagonizó una labor ligada, con ritmo y momentos de intensidad. Destacó montando a Berlín, con el que llevó al toro despacio y cosido a la grupa, metiéndose por dentro en un par de ocasiones de forma ajustada. Sobre Beluga hubo golpes de intensidad. El remate de un certero rejón fue clave para la concesión de la segunda oreja.

Su segundo fue un toro, de nombre Presumido, que desarrolló mucha clase y fondo. Le cortó las dos orejas el navarro después de una faena en la que hubo magisterio, ritmo y temple. Labor despaciosa, de mucho equilibrio en la que llevó siempre al toro muy encelado. Todo ligado dentro de un conjunto compacto en todos los tercios. Los momentos más importantes surgieron con Disparate, hubo también dosis de espectacularidad a lomos de Donatelli, un gran par a dos manos con Pirata y un gran rejonazo final.

Otros dos trofeos cosechó Leonardo Hernández tras lidiar al segundo, un toro de buena condición y que fue a más durante su lidia. Sacó codicia y fijeza. Emotiva y vibrante fue la labor del extremeño, muy equilibrada al principio a lomos de Calimocho. Su labor explotó en la parte final montando al albino Sol, con el que se ajustó mucho, dejándose llegar al máximo al toro y provocando momentos de emoción. Cuando la labor ya había cogido cuerpo, sobre Xarope tiró de raza y espectacularidad, clavando primero banderillas partiendo con cites con alzadas y luego dejando banderillas cortas al violín. Un rejonazo fulminante puso punto y final a su magnífica obra.

Pamplona, miércoles 6 de julio de 2016. Toros para rejones de El Capea y uno (5º) de San Pelayo, de buena presencia, con volumen y de muy buen juego salvo el 5º, deslucido y desrazado. Corrida noble, con clase y fijeza. Destacó el 4º, bravo y con fondo, con mucha calidad. Llevaba por nombre Presumido, número 43, negro bragado, de 597 kilos, nacido en 12/11, y fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. Pablo Hermoso de Mendoza, dos orejas y dos orejas; Leonardo Hernández, dos orejas y silencio; y Roberto Armendáriz, silencio en su lote. Entrada: Casi lleno.