Roca Rey, cuatro orejas y un rabo en Roquetas


por Alberto Lopera

orejawebDefinitivamente increíble, el sitio de Roca Rey. Todos los toros le sirven. A todos les hace faena y a todos les corta las orejas. Lo de hoy en Roquetas del Mar lo reafirma: cuatro orejas y un rabo en sus dos toros de Montalvo a los que toreó a gusto y demostró su sitio de primera figura del toreo.

El tercero se lastimó al rematar contra un burladero. Corrió turno Roca Rey, saliendo en su lugar el montalvo previsto como sexto. Ejecutó Roca Rey un quite por tafalleras y gaoneras e inició su faena de muleta con pases cambiados por la espalda sin moverse un ápice del sitio. ¡Hasta siete! llegó a dar el peruano, que formó un auténtico alboroto. Su toreo sobre la diestra, en redondo, tuvo profundidad y ligazón. Llegó de manera total a los tendidos. Menos recorrido mostró el animal por el lado izquierdo. Roca terminó su labor de forma tremendista: rodillas en tierra. Mató de una gran estocada y fue premiado con los máximos trofeos.

Dos orejas más sumó del sobrero de Alcurrucén que hizo sexto. Inició la faena de muleta al hilo de las tablas para ir llevándose al astado hasta los medios de forma muy torera con doblones por bajo. Basó el trasteo por ambos pitones, pero resultaron más lucidos los pasajes sobre la mano derecha, que llegaron con fuerza a los tendidos. Toreo poco a poco más de cercanías, terminando literalmente metido entre pitones y dando circulares invertidos. Mató de estocada algo caída.

Otra oreja consiguió Manzanares del quinto. El de Montalvo, que descabalgó al piquero de tanda, no se definió en los primeros tercios. Manzanares, predispuesto a conseguir el triunfo, fue enjaretándole poco a poco la embestida con estética y plasticidad, marcando el trazo del muletazo en buenas series por los dos pitones. El toreo al natural llegó al tendido, que valoró la labor del alicantino tras matar de pinchazo y estocada algo desprendida.

El Juli paseó un trofeo del primero, ante el que exhibió su variedad capotera a pesar de la falta de fijeza de su oponente. Arrancó con pintureros doblones por bajo y lo mejor de la faena de muleta llegó con el toreo al natural. Realizó en los medios desplantes y adornos muy toreros y mató de una estocada atravesada. El toro, de cierta mansedumbre, no humilló y se aquerenció en la puerta de chiqueros.

El cuarto fue protestado por su poca fuerza. Parecía derrengado de los cuartos traseros. No se devolvió y el público se enfadó. A pesar de ello, Juli demostró sus conocimientos consiguiendo encauzar la embestida sobre ambas manos. Concluyó con desplantes y el público le reconoció su tesón con una ovación.

Roquetas de Mar (Almería), domingo 24 de julio de 2016. Toros de Montalvo y uno (6º) de Alcurrucén, salido tras devolverse el 3º al lesionarse de salida y correrse turno. Desiguales de juego. El Juli, oreja y ovación; José María Manzanares, oreja en ambos; y Roca Rey, dos orejas y rabo y dos orejas. Entrada: Lleno de “No hay billetes”.