Falleció Fermín Bohórquez, rejoneador y ganadero


por Alberto Lopera

Bohorquez_241Don Fermín Bohórquez Escribano, una auténtica leyenda del toreo a caballo y criador de toros bravos ha fallecido después de llevar con dignidad los últimos años de su existencia siempre dedicado al mundo del toro y el caballo.

Este jueves ha fallecido en El Puerto de Santa María el rejoneador y ganadero a los 83 años de edad. Fermín Bohórquez nació en Sevilla, aunque pronto su familia se trasladó a Jerez de la Frontera, en el seno de una familia ganadera. Hijo de Fermín Bohórquez Gómez, criador de ganado bravo, y Soledad Escribano Aguirre, estuvo siempre relacionado con el mundo del toro.

Criado entre toros y caballos, se convirtió en un referente del rejoneo en los años 60 y 70. Actuó por primera vez en público en un festival en Ubrique en 1959, para posteriormente debutar como profesional en Pamplona y ya en 1962 hacer su primer paseíllo en la Feria de San Isidro de Madrid, feria en la que estuvo presente durante dos décadas de forma consecutiva. Otro de los pilares de su carrera fue la Maestranza de Sevilla. Allí actuó 20 tardes y cortó 9 orejas, siendo declarado mejor rejoneador en dos ocasiones, en 1970 y 1972.

Poco a poco fue disminuyendo su número de actuaciones para hacerlo solo de forma puntual hasta los años 90. Su retirada definitiva, tras más de 800 corridas, fue en Jerez de la Frontera el 9 de octubre de 1993. A partir de ese momento se dedicó de lleno a su otra gran pasión, el ganado bravo al frente de la ganadería que lleva su nombre.

En la faceta más íntima, se casó con Mercedes Domecq Ybarra, con la que tuvo seis hijos, el mayor de ellos – con su mismo nombre –  siguió los pasos de su padre en el mundo del rejoneo.