El Cid indultó a “Madroñito” en Santander


por Alberto Lopera

 

cid_hombros_santanderPor vez primera en la plaza de Santander se le perdona la muerte  a un toro.Esta vez el indulto ha sido para “Madroñito” un cárdeno de 511 kilos con el hierro de Adolfo Martín perfectamente toreado por Manuel Jesús “El Cid” quien vino a sustituír a Manuel Escribano en la corrida penúltima de la feria.

4409628

4                     Madroñito

El Cid regresó a Santander a lo grande. El sevillano, que entró en la feria sustituyendo a Manuel Escribano, indultó al excelente toro de Adolfo Martín que abrió la tarde. Madroñito, número 2, de 511 kilos y de pelo cárdeno, se ganó la vida con su bravura en el ruedo, convirtiéndose en el primer ejemplar indultado en la historia del coso de Cuatro Caminos. Lo enceló El Cid en su capote a la verónica dejando trazos suaves en los que Madroñito ya mostró sus condiciones. Buen tranco y codicia para seguir los avíos del de Salteras. Entró dos veces al caballo. Brindó al público El Cid, instrumentando una primera serie en los medios por el pitón derecho extraordinaria, sometiendo, obligando y poniendo a los tendidos de su parte. Sensacional Madroñito y sensacional el sevillano por el izquierdo, mejorando su quehacer por el pitón derecho. Los olés retumbaron en las tablas mientras se vaciaba en los de pecho. El público pidió, y obtuvo, el perdón para el toro. El presidente sacó junto al pañuelo naranja dos pañuelos blancos reconociendo la labor de El Cid que, sin embargo, recorrió el anillo sin orejas en las manos puesto que aún no se había dado muerte a ningún toro.

madroñito 2Impecable Perera ante el buen quinto. Bajo la fina lluvia de Cuatro Caminos toreó cadencioso, despacio y al son. Variedad con la muleta en los medios, donde dio un recital de buen toreo. Toro exigente y bravo que supo entender Perera y al que sacó su fondo en cada cite. Media estocada. Ovación y leve petición. No caló en los tendidos la extraordinaria labor del extremeño. Palmas en el arrastre.

Brindó su primer toro a Adolfo Martín el extremeño Alejandro Talavante. Tuvo buen tranco y ritmo desde el capote el animal. Lo entendió Talavante y le dio los tiempos y distancias que demandaba el astado. Faena inteligente y brava por parte del matador, coronada con un espadazo. Dos antis saltaron al ruedo y, quizá, el incidente provocó que no se valorara la faena de Talavante. Quedó todo en una ovación.

Santander, sábado 30 de julio de 2016. Séptima y última de feria. Toros de Adolfo Martín, indultado el excelente 1º, Madroñito, número 2, de 511 kilos y de pelo cárdeno. Bien presentados, de buenas hechuras y en el tipo de su encaste. 1°, sensacional, con clase y calidad, extraordinario de ritmo y de embestida; 2°, reservón y sin terminar de romper, vencido hacia los adentros; 3°, de buen tranco y ritmo, menos bravo que sus hermanos; 4°, con mucho genio y reservado como el segundo, no dio opciones; 5°, con calidad pero sin fuerza; y 6°, corretón y complicado, con muchas dificultades y sin opciones de lucimiento.Manuel Jesús “El Cid”, dos orejas simbólicas y ovación; Miguel Ángel Perera, ovación y ovación tras leve petición; yAlejandro Talavante, ovación y palmas. Entrada: Tres cuartos.