E. Ponce y David Mora triunfaron en Almería


por Alberto Lopera

A hombros de los aficionados en la plaza de Almería salieron esta tarde Enrique Ponce quien cortó dos orejas y David Mora tres – una y dos respectivamente – a un buen encierro de Daniel Ruíz.

Abrió plaza un buen toro de Luis Terrón. Buena labor de Hermoso de Mendoza sobre Berlín y mejor sobre Donatelli. Brillante final con un par de las cortas a dos manos sobre Pirata. Dos rejones fallidos y acierto al tercer viaje. Saludos para el navarro.

El cuarto, también de Terrón, sacó poco celo. Muy bien lidiando Hermoso, logrando mantener en el centro del ruedo al toro sobre Disparate y Brindis. Marró al final con seis rejones de muerte. Palmas.

El primer toro de Daniel Ruiz fue bueno por encastado y noble. Ponce peleó contra el viento e hizo una faena con buenos muletazos y mucho poder ante un toro que, a veces, le enganchó por el citado inconveniente del viento. Final con rodillazos, pinchazo y estocada. Una oreja tras aviso. Ovación al toro.

El quinto fue flojo y bajo de raza aunque noble. Entrega total de Ponce en una faena ejecutada casi toda ella sobre la mano derecha con arrebato, mucha voluntad y buena técnica. Arrimón final en las tablas. Pinchazo y estocada atravesada. Una oreja tras aviso.

El tercero tuvo poco trapío y resultó muy descastado, apagándose pronto. David Mora anduvo bien de capa a la verónica y en un quite por gaoneras. Comenzó con redondos de rodillas la faena y siguió con varias series con la diestra buenas. Resultó menos lograda una con la izquierda. Toro muy apagado al final. Estocada atravesada. Una oreja.

El sexto fue bueno por el pitón izquierdo. Faena templada por ese pitón de David Mora, que toreó con gusto y se quedó muy quieto al final. Estocada con muerte espectacular del toro. Dos orejas.

Almería, jueves 25 de agosto de 2016. Segunda de la Feria de la Virgen del Mar. Dos toros de Luis Terrón, para rejones, bueno el 1º y mansito el 4º; y cuatro de Daniel Ruiz para lidia a pie, terciados de presencia, bueno el 2º y nobles pero sin raza el resto. El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, ovación con saludos y palmas; Enrique Ponce, oreja tras aviso y oreja tras aviso; y David Mora, oreja y dos orejas. Entrada: Más de media.