Talavante cortó orejas y rabo en Valladolid


por Alberto Lopera

Una tarde histórica se vivió hoy en Valladolid en la corrida homenaje a Víctor Barrio. Alejandro Talavante le cortó el rabo al sexto toro, mientras Morante y el Juli cortaron las orejas. Los seis matadores salieron despedidos con atronadoras ovaciones. Aquí el video con lo mejor de esta corrida memorable.

Lío gordo, gordísimo, de Alejandro Talavante con el toro que cerró plaza, un extraordinario ejemplar de Núñez del Cuvillo al que el extremeño le cortó el rabo tras una faena colosal. Si brillante anduvo con el capote -impresionante resultó su quite por saltilleras y gaoneras-, de imposible cabría calificar el prólogo muleteril con una arrucina de rodillas en los medios, seguida de dos péndulos de la misma guisa y un cambio de mano como un natural, también de hinojos, que puso al público en pie. Apoteósico. Luego, alternó el toreo por los dos pitones manteniendo el altísimo nivel de su quehacer. Mató de una gran estocada sin puntilla y a sus manos fueron a parar los máximos trofeos. Desde Manolo Sánchez en el año 1993, nadie había vuelto a pasear una cola en el coso del Paseo de Zorrilla. Lo hizo de un toro de Cuvillo, precisamente, el 16-Novelero, en una tarde en la que compartió cartel con Ortega Cano y Espartaco. La cara negativa de la lidia de Talavante la vivió Juan José Trujillo, que pasó a la enfermería con una posible lesión de rodilla en la pierna izquierda producida al entrar en el burladero.

Valladolid, domingo 4 de septiembre de 2016. Toros de Juan Pedro Domecq (1º), Núñez del Cuvillo (2º y 6º), Zalduendo(3º), Domingo Hernández (4º) y Victoriano del Río (5º). Desiguales de juego. Bueno el 3º. El 4º -“Escapulario”, nº 141, colorado, nacido en abril de 2012 y de 490 kilos- fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. También fue distinguido con idéntico premio el 6º, “Cacareo”, nº 118, colorado, nacido en noviembre de 2011 y de 489 kilos. Juan José Padilla, oreja; José Tomás, oreja; Morante de la Puebla, dos orejas; El Juli, dos orejas; José María Manzanares, ovación con saludos; yAlejandro Talavante, dos orejas y rabo. Entrada: Lleno de “No hay billetes”. Los seis toreros fueron obligados a saludar tras romperse el paseíllo. La viuda de Víctor Barrio, Raquel Sanz, presenció el festejo desde un tendido bajo de sombra. Asistió también, desde una barrera del tendido 8, Doña Elena de Borbón. Ninguno de los toreros con derecho a hacerlo -Morante, Juli y Talavante- quiso salir a hombros en respeto a Víctor Barrio.