Juan Bautista, cuatro orejas y un rabo en Arles


por Alberto Lopera

arles_hombrosssInteresante corrida de toros en el coliseo romano de Arles con lleno absoluto en una corrida goyesca donde reapareció “por un día” Luis Francisco Esplá quien cortó dos orejas y salió a hombros junto al Juan Bautista gran triunfador de la tarde al cortar cuatro orejas y un rabo, que también contó con la presencia de Morante quie – como siempre – fué abroncado.

El toro de la reaparición de Luis Francisco Esplá se acostaba de salida por el pitón derecho y Paco Senda se hizo cargo de la lidia. Declinó poner banderillas el maestro alicantino. El zalduendo, con su seriedad por delante, tuvo un mejor pitón izquierdo que Esplá subo aprovechar en un bonito inicio de faena, primero apoyado en las tablas, después con un trincherazo y un cambio de mano que levantaron los primeros clamores. El toro, de escaso recorrido, se rajó pronto. La madurez, el oficio y la torería de su matador, muy inteligente en todo momento, anduvieron por encima de su condición. Pinchó en una ocasión antes de amarrar media estocada que bastó y le fue concedida una oreja. Luis Francisco Esplá se entregó sin paliativos con el cuarto. En el quite por navarras, en los recortes para dejarlo en suerte… recordó al de los mejores tiempos. Con la muleta dejó también toda su personalidad hasta que un descuido el toro se lo echó a los lomos en una voltereta dramática. Tremenda la paliza, en el suelo lo levantó por el vientre para volver a zarandearlo. Un milagro con el torero a merced del astado. No pasó nada a priori salvo un corte en la cabeza. La plaza, conmocionada. Se levantó como si nada hubiera pasado Esplá, sin mirarse, para despenar al zalduendo de una estocada tras la que se le concedió la oreja. Pasó a la enfermeria para ser atendido de un corte en la frente y un fuerte dolor en las costillas. No le impidió disfrutar de una puerta grande soñada, a hombros de su hijo Alejandro y Morante de la Puebla.

Juan Bautista le armó un auténtico lío al tercero de la función, un buen toro de Zalduendo. Superior la labor del francés, desde los delantales con los que lo recibió, pasando por los pases cambiado por la espalda, para después sacarle todo el fondo con las bases del toreo clásico, el temple y el buen gusto. Cumbre la faena del francés, que mató de un estoconazo recibiendo y fue premiado con el rabo, muy merecido, por una plaza entregada. El toro, por su parte, se le dio la vuelta al ruedo en el arrastre. Volvió a mostrar su gran momento Bautista con el sexto, al que incluso colocó banderillas. Pausa, temple, reunión en una faena a un toro medio que combinó la hondura del toreo en redondo con la largura de los pases de pecho y la belleza en los remates. Sensacional la estocada recibiendo, para enmarcar. Dos orejas más en su esportón en una tarde inolvidable para el francés, que triunfó en el ruedo y en los despachos, con una organización impecable de la Goyesca.

El Anfiteatro de Arles luce majestuoso y lleno en tarde calurosa. La decoración de Esplá no ha dejado indiferente a nadie.

Arles (Francia), sábado 10 de septiembre de 2016. XII Corrida Goyesca de la Feria del Arroz. Toros de Zalduendo, bien poresentados, de juego desigual, el mejor el tercero, nº 178, Opulento, negro mulato, 510 kg, premiado con la vuelta al ruedo. Bueno el 6º, más deslucidos el resto. Luis Francisco Esplá, oreja y oreja; Morante de la Puebla, bronca y oreja; Juan Bautista, dos orejas y rabo y dos orejas. Entrada: Casi lleno. El festejo comenzó con cinco minutos de retraso por motivos de seguridad. La terna fue obligada a saludar tras romperse el paseíllo. El violinista Paco Montalvo amenizó el festejo. Saludó Viotti tras parear al tercero.