Desierta la adjudicación de la Santamaría


por Alberto Lopera

Astocol - Vuelven los Toros a Bogotá_2 copiaEl Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD), organismo del que depende la plaza de toros de La Santamaría de Bogotá, declaró este viernes desierta la licitación para la concesión del coso bogotano para la temporada taurina 2017. Según la alcaldía, el consorcio que se había presentado – conformado por la Corporación Taurina de Bogotá y la Corporación Plaza de Toros de Manizales- no cumplía con las características necesarias para la adjudicación del contrato.

Según ha expresado la Corporación Taurina de Bogotá en las redes sociales “el Instituto no realizó de forma adecuada el estudio de mercado del sector taurino colombiano, el cual presenta una característica especial, ya que las ventas de boletería y abonos se efectúa en un año fiscal diferente a aquel en que se presentan los espectáculos. Los estados financieros de empresas como las de Manizales, Medellín o Bogotá, a 31 de diciembre, tienen en su pasivo, como ‘ingresos recibidos por anticipado’, toda la venta de boletería, rubro que se convierte en ‘ingreso efectivo’ en el primer mes del año fiscal siguiente”.

El IDRD abrirá en próximos días una nueva licitación en procura de cumplir con la sentencia T-296 del año 2013, según la cual se ordenó a las autoridades competentes “disponer lo necesario para la reanudación del espectáculo taurino en la Plaza de Toros de Santa María de Bogotá”.

La convocatoria de la licitación tenía por objeto, “seleccionar la producción, planificación, organización, administración, operación y ejecución de la temporada taurina de Bogotá D.C., durante los meses de enero, febrero y marzo del año 2017, la cual comprenderá cinco (5) corridas de toros y una (1) novillada conforme a lo establecido en la Ley 916 de 2004 y la realización de dos novilladas que tradicionalmente se llevan a cabo en el mes de agosto del mismo año”. El plazo establecido es de tres meses (enero, febrero y agosto) y el contrato no compromete recursos del IDRD. El concesionario deberá pagar al Instituto, mínimo, el 13% del valor bruto de ingresos por venta de entradas.

Simultáneamente y, en el mismo sentido del cumplimiento de la sentencia, la obra de reforzamiento de la Plaza de Toros Santamaría está siendo adelantada por el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural.