El Cid ha sido ovacionado en Las Ventas


por Alberto Lopera

Ha terminado la Feria de Otoño en Madrid con una corrida escasa de raza con el hierro de Adolfo Martín. El mejor librado ha sido Manuel Jesús “El Cid” quien fué ovacionado en sus dos toros gracias a la madurez demostrada en las dos faenas.cid-toros22--644x362

Fácil anduvo Rafaelillo con el primer toro de Adolfo Martin, un ejemplar con movilidad y buena conducta que todo lo quiso por abajo. Exigente y encastado. El murciano, con oficio y mando, supo manejar al toro en una faena de torero competente. Estocada habilidosa. Ovación en el arrastre para el toro y ovación con saludos para el torero. El murciano mostró soltura y fondo frente al cuarto, un toro que planteó dificultades por su incierta embestida. Mucha entereza del murciano que sacó partido al animal sin dudarle ni una vez y exponiendo con el asiento que da la técnica y el convencimiento. Aguantó mucho, dio ventajas y remató su obra de una buena estocada final, entrando muy despacio.

Manuel Jesus “El Cid” cuajó buenos muletazos frente al segundo, un toro con desigual fondo aunque manejable condición. Noble pero sin finales. El sevillano mostró su oficio y sus conocimientos en una faena asentada y segura rematada de una estocada. Fue bravo en varas el espectacular quinto, un toro muy serio y agresivo que se fue apagando durante su lidia y frente al que estuvo entregado El Cid que lo toreó con ligazón durante la primera parte de la faena y se metió en su terreno al final con una sobresaliente serenidad. Valiente y perseverante el sevillano, saludó una ovación tras una actuación de mucho fondo.

Le faltó empuje y fuerza al tercero, protestado en los primeros tercios. Tuvo nobleza y fijeza el de Adolfo Martín pero no acabó de regularizar su embestida. Centrado Morenito de Aranda, compuso muletazos sueltos pero sin poder levantar un ambiente en contra de las condiciones del animal. Tampoco tuvo opciones el burgalés con el sexto, un animal que se violentó con genio y aspereza. Mala fortuna para Morenito de Aranda que no tuvo opciones con ninguno de los dos. Estuvo seguro pero sin posibilidades de triunfo.

Madrid, domingo 2 de octubre de 2016. Toros de Adolfo Martín. Rafaelillo, ovación con saludos en ambos; El Cid, ovación con saludos y ovación con saludos tras aviso; Morenito de Aranda, silencio en ambos. Entrada: Tres cuartos de plaza.