Dos anécdotas taurinas con Fidel Castro


por Alberto Lopera

Palomoy FidelEl fallecimiento de Fidel Castro ha sido noticia en todos los ámbitos mundiales. En el de los toros no podría faltar, porque aunque nunca fue aficionado a la tauromaquia, sí tuvo esporádicas relaciones con el mundo taurino.

El 9 de abril de 1948 se encontraba en Bogotá con varios compañeros que se iniciaban en doctrinas revolucionarias para intentar boicotear la Primera Conferencia Panamericana que estaba reunida en la capital colombiana. Ese mismo día a las 13:30 de la tarde fue asesinado el caudillo y próximo presidente del país Jorge Eliécer Gaitán, lo que motivó el alzamiento popular conocido como ‘El Bogotazo’ .

Turbas enardecidas quemaron almacenes comerciales que encontraban a su paso y se armó tremenda revolución. El 11 de abril Fidel Castro y dos compañeros más, se fueron al aeropuerto y prácticamente se ‘colaron’ en un avión fletado que llevaba nueve novillos de casta para las actuaciones de El Bombero Torero en La Habana.

El periodista cubano José Pardo Llada le hizo un reportaje con motivo de aquellos acontecimientos, y cuando el reportero le preguntó a Castro cómo había salido de Bogotá, una ciudad que estaba ese día en Estado de Sitio el que fuera líder de la Revolución cubana le contestó: ‘Mira, lo único que me acuerdo es que me volé en un avión que venía lleno de Miuras’.

Y otra relación que se pueda recordar a Fidel Castro con el mundo del toro fue la amable recepción que le hizo a la visita del torero Sebastián Palomo Linaresen compañía de su reciente esposa colombiana Marina Danko y del comerciante español automotriz Sr. Barreiro, tal y como muestra la imagen.