Roca Rey en Quito: seis orejas simbólicas


por Alberto Lopera

Roca ecuadorValió la pena el retraso de una hora para que comenzara el festejo. La lluvia dio una pequeña tregua a los espectadores que llenaron por segundo día consecutivo la Plaza Belmonte. Apareció Roca Rey, en su primera tarde en solitario, y arrolló. Seis orejas simbólicas de cuatro toros y la sensación de una tarde rotunda.

El quite por tafalleras a su primero fue toda una declaración de intenciones. Metió de lleno al público en la tarde. La faena la cimentó sobre la mano derecha, lado por el sufrió una voltereta sin consecuencias. Toreó largo en redondo, menos profundo el toro por el izquierdo. Meritorio esfuerzo el del peruano que remató con un ramillete de molinetes.

El rebrincado segundo exigía mando al principio y eso es lo que le dio Roca Rey. Mandón y gobernando la embestida al comienzo de la faena, la segunda parte del trasteo alcanzó momentos notables como una gran serie al natural. Faena a más sustentada en la firmeza de plantas. De nuevo la quietud en las ajustadas manoletinas finales.

El peruano también hizo alarde de su capote. Al tercero lo recibió con verónicas a pies juntos y chicuelinas para después quitar por saltilleras y tafalleras. Brindó al público antes de que los estatuarios de inicio entusiasmaran al respetable. Emoción en el toro: bravo, con nobleza y transmisión. Profundidad en el toreo de Roca Rey sobre ambas manos. Ligazón en las series con las dos rodillas en la arena. Asentado, firme, le hizo de todo en una final de faena arrollador: circulares, cambiados por la espalda y los del desprecio. La plaza se rindió a Roca Rey. Las luquesinas finales acabaron de encender al público.

Con la tarde lanzada salió un cuarto toro que Roca Rey brindó a José Luis Cobo. Templado el peruano en el inicio ante un toro manso y aquerenciado. Mucho mérito su labor. Le robó los muletazos, de uno en uno, allí donde el toro quería. Capacidad, inteligencia en una labor en la que se mostró por encima de los elementos. No fue faena lucida pero sí de una enorme entrega.

Quito (Ecuador), viernes 2 de diciembre de 2016. Plaza Belmonte. Toros de Triana (2º y 4º) y Huagrahuasi (1º y 3º). De buen juego en conjunto. Roca Rey, como único espada, oreja, oreja, dos orejas y dos orejas. Entrada: Lleno