Roca Rey y Manzanares, broche de oro en Lima


por Alberto Lopera

DSC_0831Roca Rey armó un auténtico alboroto frente al tercero, al que recibió con una larga cambiada en el tercio. A partir de ahí, el peruano se mostró arrollador. Tras brindar al respetable y la apertura por estatuarios, ligado a un cambiado por la espalda. Al de García Jiménez, poco franco en los primeros tercios, lo fue haciendo poco a poco Roca Rey en una labor paciente, inteligente y templada. A partir de ahí, todo un abanico de recursos con los pases por la espalda y los circulares invertidos seguidos al cambio de mano. Entrega, capacidad y una facilidad abrumadora. Finalizó por bernadinas antes de dejar una estocada arriba y pasear las dos orejas.

Tras la gran obra de Manzanares, no se quiso dejar ganar la pelea Roca Rey que recibió al sexto con verónicas rodillas en tierra rematadas de una larga cambiada. Se ajustó en el quite el peruano por gaoneras en los medios en una clara declaración de intenciones. Con una arrucina en los medios de hinojos abrió la faena el peruano ante un toro con nobleza y calidad de García Jiménez. Sobre la diestra ligó los muletazos, con ajuste, firmeza y templanza. Encomiable la actitud y la entrega de Roca Rey que fue volteado en dos ocasiones y se la jugó sin trampa ni cartón en el tramo final. Mató de una gran estocada y para él fueron a parar otras dos orejas.

Lima (Perú), domingo 4 de diciembre de 2016. Toros de Hermanos García Jiménez, correctos de presentación y de buen juego en conjunto. El quinto, Veraneante de nombre, de 476 kilos, negro, número 46, premiado con la vuelta al ruedo. Y bueno el sexto, con calidad y humillación en su embestida. Morante de la Puebla, oreja y silencio; José María Manzanares, silencio y dos orejas; Roca Rey, dos orejas y dos orejas. Entrada: Lleno. La terna fue obligada a saludar antes de que saliese el primer toro. Saludaron en banderillas en el sexto Ronald Sánchez y Denis Castillo.