Morante, faena de dos orejas en la México


por Alberto Lopera

61Una gran actuación de Morant de la Puebla hoy en la plaza México ante un buen toro de Teófilo Gómez al que le cortó las dos orejas y salió a hombros de la plaza.

Inspirado el de La Puebla que recibió al cuarto con un ramillete garboso de chicuelinas. Tras un puyazo, Morante realizó el Quite de Oro con un personal remate. Cautivador el sevillano con el capote. Brindó al respetable y se desató la locura en un primoroso y sublime inicio de faena con trincherazos y trincherillas andando hasta los medios. Extraordinaria la actuación del sevillano que sobre la mano derecha bordó el toreo. Ligazón, temple, reunión, hondura, Morante toreó con la cintura, el pecho y las muñecas. Soberbias las tandas que surgieron con naturalidad, expresión y una torería sobresaliente. El de Teófilo Gómez, premiado a la postre con el arrastre lento, tuvo mejor condición por el pitón derecho que por el izquierdo. Aun así, al natural el sevillano logró muletazos de muy bella factura. Volvió a la mano derecha, en otra serie rotunda y redonda. Puro sentimiento. Abandonado y entregado Morante. Obra grande del sevillano rematada de un estoconazo. Dos orejas.

MANZANARES, POR ENCIMA DE SU LOTE; CONFIRMACIÓN DE GERARDO RIVERA

Alto y feo de hechuras el tercero, se defendió más que embistió. Deslucido, sin clase ni entrega, ante él Manzanares lo intentó antes de abreviar en una faena en la que quedó prácticamente inédito. No estuvo acertado con la espada el alicantino que fue silenciado. Buenas las verónicas del saludo de Manzanares a su segundo. El alicantino intercaló chicuelinas en el recibo rematado de una despaciosa revolera. Exigente resultó el toro de Teófilo Gómez, tardo y reservón. No era fácil estar delante. Manzanares logró los momentos más importantes sobre la diestra en un par de series ligadas y de mano baja. En un momento de la faena resultó volteado sin consecuencias. Porfió el alicantino que en esta ocasión tampoco estuvo acertado con los aceros.

Gerardo Rivera confirmó alternativa con Agua Clara, un buen toro de Teófilo Gómez, que fue protestado de salida por su poca cara pero que embistió con nobleza, calidad, recorrido y duración. El mexicano fue todo disposición: se fue a portagayola, banderilleó con decisión, quitó por saltilleras y de hinojos abrió en los medios una faena de largo metraje pero con más voluntad que brillantez. Al ejecutar un arrucina, fue prendido por el bajo vientre aparentemente sin consecuencias. Falló con los aceros y saludó una ovación.

México DF (México), domingo 11 de diciembre de 2016. Toros de Teófilo Gómez, desiguales de presentación y juego. Bueno el primero, con calidad; soso y sin transmisión el segundo; deslucido y malo el tercero; exigente pero tardo y reservón el quinto; el cuarto, bueno y de notable pitón derecho, de nombre Peregrino, número 337, de 520 kilos, premiado con el arrastre lento. Morante de la Puebla, palmas y dos orejas; José María Manzanares, silencio y ovación con saludos; Gerardo Rivera, que confirma alternativa, ovación con saludos. Entrada: Algo menos de media plaza. Gerardo Rivera confirmó alternativa con Agua Clara, número 359, de 508 kilos, de Teófilo Gómez. Saludó en banderillas en el cuarto Gustavo Campos y fue fuertemente ovacionado Chocolate tras picar al tercero.