¡ Oh Dios! Acero ladrón…


por Carolina Baquero

IMG_10006Una corrida de toros dónde el acero le robó las orejas a los tres alternantes, pero pese a que no hubo apéndices, la afición salió con un buen ambiente.

Se lidió un encierro de la ganadería de DosGutierrez, propiedad de Don Jorge Gutiérrez; de buena presentación, algunos menos bonitos. Su juego fue desigual sobresaliendo el lidiado en cuarto lugar.

Como director de lidia estaba el caldense Cristóbal Pardo, que pechó con un toro sin alegría, escaso de fuerzas y sin recorrido. En el tercio de banderillas que siempre es tan lúcido en este torero, fue complicado pues el toro lo esperaba y no se arrancaba al momento justo para poder colocar los palos. Corta y aparatosa la lidia al ejemplar, este que sin recorrido y sin casta, tornó muy difícil que Cristóbal pudiera ordenar una faena… un pase por aquí y otro por allá, no se pudieron entender. Pinchazo , media espada y descabello. Palmas.

Encastado, humillado, bondadoso y con recorrido, el toro que salió en cuarto lugar para que lo lidiara el torero Cristóbal Pardo, quien lo aprovechó para hacer una faena larga, ligada en su mayoría y templada. El torero se fue sintiendo más a gusto a medida que avanzaba su presentación y esto permitió que se logrará compenetrar con el animal, al que le probó los dos pitones, siendo más sobresaliente el derecho sin ser malo el izquierdo. Tres Pinchazos y estocada trasera. Palmas tras aviso.

Brindis al público para iniciar su actuación en la plaza de toros de Manizales, de Luis Bolívar, vestido de un azul eléctrico y oro. El toro era tardó y reservon, no permitía estar a gusto, pero sí exigía tener el carnet de matador y Bolívar demostró que puede con aquellos ejemplares que no quieren; pero como él si quiere pues los obligó a pasar por la muleta así fuese de uni pase su faena. 3/4 de espada en buen sitio. Palmas.

Faena sobresaliente la de Luis Bolívar a un toro con amplio motor y repetidor, aunque con una embestida por rebrincones; pese a ello el torero caleño lo hizo lucir tirando de él para torearlo en redondo por las dos manos. La faena fue completa,ordenada y con tantísimo gusto y conexión que casi toda fue acompasada por la música. Lastimosamente al entrar a matar se fue con tanta decisión y se resbaló un poco, esto hizo que se le fuera la mano en falso y envainó la espada; pinchazo, estocada caída y descabello. Saludo desde el tercio y palmas al toro.
Muy variado y vistoso con el capote estuvo Ginés Marín en el primero de su lote, además lúcido también por la embestida suave del toro; sin embargo el toro fue cambiando si comportamiento, mostró sus defectos en la muleta del español, tardeando y haciendo engaños que en dos ocasiones produjeron dos cogidas espeluznantes, sin consecuencias. La faena de Ginés Marín fue más de emoción y entrega que de técnica, fue muy suave con su muleta pero debió ser más contundente para evitar esas dudas en la embestida del toro. Estocada que atravesó al astado y dos descabellos. Petición de oreja por la conexión y entrega del hispano. Saludo desde el tercio.

Muy serio estuvo Ginés Marín con un toro manso, sin transmisión y que no terminaba de pasar por la muleta. La faena fue de uni pase y con poco orden, además tocó abreviarla porque la verdad el astado se atrincheró en la arena y no quiso colaborar. Pinchazo y 3/4 de espada.