Castella dos orejas en su gesta en Medellín


por Alberto Lopera

castella medellinA hombros salió de la plaza de Medellín, Sebastián Castella, después de sortear con éxito la gesta que pocos toreros se atreven a cumplir: torear y dar muerte en solitario a seis toros. Gesta que ya había cumplido en Francia (Nimes), España (Sevilla) y por vez primera en América.

La cumplió con sobra de merecimientos y facultades. Cuando se arrastró al sexto de la corrida, el diestro estaba tan fresco como al comienzo, sin muestra alguna del gran esfuerzo cumplido, su traje azul celeste y oro impecable y limpio como acabado de vestir. Todo, gracias al oficio y técnica demostrados durante la lidia de los seis toros pertenecientes a tres hierros de postín: Ernesto Gutiérrez, Achury Viejo y Santa Bárbara. Todos bien presentados de acuerdo al encaste respectivo, sobresaliendo el toro corrido en cuarto turno (por equivocación ha debido salir en quinto lugar) con el hierro de Achury, marcado con el número 20 de nombre “Cautivo” con 456 kilos, bravísimo desde la salida, permitió preciosos lances de capote y un ajustadísimo quite por saltilleras después de haber hecho una gran pelea en varas. Sebastián Castella lo entendió a la perfección en una faena llena de emociones iniciada con pases cambiados por la espalda y continuada con ligazón en series por bajo de mucho temple. Los pases naturales, lentos y ovacionados realzaron la bravura y nobleza del toro, al que se le comenzó a pedir el indulto. Al final no se logró y el diestro francés le sepultó el acero en buen sitio, aunque tardó en doblar, se le concedió una oreja al torero y la vuelta al ruedo para el noble ejemplar.

Otro gran toro fue Caperuzo con el hierro de Santa Bárbara lidiado en quinto lugar, bravo y encastado, al que le instrumentó una faena interesante a base de mucha técnica y deseos de triunfo. El francés le endilgó pases en redondo coreados por los olés de los aficionados que, en más de tres cuartos del aforo ocuparon los tendidos de la plaza. Otra gran estocada le permitió pasear triunfalmente la oreja.

Tres toros se lidiaron con el hierro de Ernesto Gutiérrez, pues el primero de Achury fue devuelto por visible cojera. Los tres cumplieron satisfactoriamente permitiendo a Sebastián mostrar todas sus condiciones de gran torero, especialmente el sexto al que recibió con verónicas flexionando la rodilla y luego ajustadísimas chicuelinas que enloquecieron los tendidos. Sus faenas siempre en los medios, toreando en series por los dos pitones – unas mejor que otras – pero llegando con fuerza a los tendidos. En los tres toros con el hierro de Manizales, Castella se volcó en tres estocadas efectivas, perfectamente ejecutadas, pero de efecto tardío.

RESUMEN – Feria de la Macarena. Tres cuartos del aforo. Toros de Santa Bárbara, Achury Viejo y Ernesto Gutiérrez de buen juego y presencia. El corrido en cuarto lugar de Achury premiado con vuelta al ruedo. En solitario Sebastián Castella, aviso y ovación, vuelta, palmas, oreja, oreja, aviso con ovación.