J.M.Manzanares indultó bravo toro en Iliescas


por Alberto Lopera

 

illes_oxUn corridón se vivió en la plaza cubierta de Iliescas con lleno a reventar. Gran faena de Morante y faenón de Manzanares ante un gran toro que se le perdonó la muerte por su nobleza y bravura. Al final fueron despedidos con ovaciones junto al ganadero José Vazquez y de
que reapareció en los ruedos.

El público que llenó hasta la misma cubierta la plaza de Illescas obligó a saludar a la terna tras romper el paseíllo. El primer toro de José Vázquez fue noble y muy justo de raza. Le faltó humillar a pesar de su bondad. Pepe Luis Vázquez, que reaparecía por un día enfundado en un terno burdeos y azabache, se lució en lances de frente a pies juntos y firmó una labor plena de muletazos sueltos de bella factura. Labor salpicada de sabrosuras y armonía. Personalidad. Estocada final y vuelta al ruedo tras leve petición. Deslucido el cuarto, que sacó aspereza y genio. Pepe Luis Vázquez lo manejó sin brillo, sin confianzas pero con seguridad. Saludó una ovación tras una estocada casi entera.

Gran toro el segundo, que embistió con clase y profundidad. Ideal para un inspirado Morante de la Puebla que cuajó un recital de toreo a la verónica tanto de salida como sobre todo en un quite cumbre por la despaciosidad de cada lance. Eterno. La faena tuvo peso y torería en su primera mitad, mientras el toro embistió con ritmo la obra tuvo pasajes excelsos de temple y compás. Las mejores esencias del Morante más compacto. Un lío. Pinchazo y estocada, tras la que se concedieron las dos orejas y la vuelta al ruedo al toro, de nombre “Estricto”, herrado con el número 90 y de pelo castaño. Con el quinto, un sobrero del hierro titular que fue deslucido y manso, abrevió el sevillano, que lo macheteó y estoqueó de forma defectuosa.

Un trofeo paseó José María Manzanares de un tercer toro de buena condición al que le ha faltado empuje aunque ha derrochado nobleza. Faena templada y elegante, que tuvo dos series muy buenas sobre la mano derecha. Mucho pulseo en las telas del alicantino. Un pinchazo en la suerte de recibir precedió a una estocada marca de la casa.

El acontecimiento de la tarde llegó en el sexto. Muy bravo, de una codicia y una calidad suprema, “Fusilero” comenzó embistiendo por abajo con fondo, empujando la muleta de un Manzanares extraordinario que ralentizó el toreo. Faena majestuosa del alicantino que toreó con reposo y ligazón, asentado en la arena y componiendo una labor que fue tan esmerada como bella y creativa. Bramó el publico que pidió el indulto del animal. Variado el repertorio de Manzanares, que incluso firmó en plena ebullición una tanda de bernardinas. Entrega total del diestro. Manzanares en plenitud. Frente a la negativa del palco a indultarlo, Josemari se sentó en el estribo esperando los avisos. El palco decide entonces sacar el pañuelo naranja. La plaza, una apoteosis.

Los tres toreros abandonaron a pie la plaza, declinando Morante y Manzanares hacerlo a hombros para arropar a Pepe Luis Vázquez.

Illescas (Toledo), sábado 11 de marzo de 2017. 1ª de la Feria del Milagro. Toros de José Vázquez, el 5º lidiado como sobrero. De correcta presencia y juego desigual. Muy bueno el 2º, “Estricto”, herrado con el número 90 y de pelo castaño. Extraordinario y bravo el 6º, “Fusilero”, negro chorreado, nacido en septiembre de 2012 y que fue indultado. Manejable el 1º, no sirvieron 4º y 5º. Pepe Luis Vázquez, vuelta tras petición y ovación con saludos; Morante de la Puebla, dos orejas y silencio tras aviso; y José María Manzanares, oreja y apoteósica vuelta al ruedo sin trofeos en las manos tras el indulto. Entrada: Lleno de “No hay Billtes”.