En Valencia Roca Rey se consagra en figura!


por Alberto Lopera

rocaImparable el joven peruano Roca Rey. Abrió la Puerta Grande en la plaza de Valencia al cortar dos orejas – una a cada uno de sus toros- donde volvió a demostrar un valor sin límites y el camino a convertirse en figura del toreo. El Fandi aseó la oreja de su segundo, mientras Manzanares se ha ido de vacío ante la poca colaboración de sus oponentes.

Roca Rey dio una verdadera exhibición con el capote. Sensacional el recibo a la verónica, cadencioso, jugando los brazos con soltura y ritmo. Galleó por tapatías a compás para llevar el toro al caballo. Pero lo mejor estaba por venir: un soberbio quite por saltilleras en la misma boca de riego, cambiándole el viaje al toro, sin inmutarse y ligando el remate a tres naturales con el capote sencillamente extraordinarios. Inolvidable. La plaza saltó como un resorte con la brionesa de remate. Explosivo fue el inicio de faena con los cambiados por la espalda en la corta distancia y la arrucina ceñida y ligada al de pecho. El de Cuvillo, c

4786519

4786519

on calidad y nobleza, se desfondó demasiado pronto y le costó romper hacia adelante pese a que fue apenas castigado en varas. El peruano, tras una primera serie templada, de trazo largo el muletazo, acortó la distancia a medida que el toro se iba apagando. Mató de una estocada al segundo intento y fue premiado con una oreja.

Valencia, viernes 17 de marzo de 2017. Toros de Núñez del Cuvillo. Correctos aunque desiguales de presentación. Noble pero a menos el primero; de nula fuerza y empuje el segundo; noble pero sin transmisión el tercero; extraordinario el cuarto, de nombre Luminoso, enclasado, con temple, prontitud y humillador; el quinto, devuelto; con calidad el desfondado el sexto. Y un sobrero de Victoriano del Río, quinto bis, deslucido, informal y descompuesto. El Fandi, silencio y oreja tras aviso; José María Manzanares, silencio en ambos; Roca Rey, oreja y oreja. Entrada: Lleno de “No hay billetes”.