Primer festejo de Plaza1 en Las Ventas


por Alberto Lopera

Valadez511-1Se realizó el primer festejo de la nueva empresa Plaza1 en Las Ventas. Una interesante novillada, muy bien presentada, donde lamentablemente salió herido por su primer ejemplar Pablo Aguado.

Pablo Aguado sufrió una dura voltereta en el novillo que abrió plaza y temporada en Las Ventas. El sevillano, durante los compases finales de su faena, fue arrollado mientras cerraba al novillo, cayendo inerte a la arena y con la taleguilla completamente rota. Inconsciente, fue trasladado a la enfermería. Antes, Aguado cuajó una faena de buen concepto y gusto frente a un animal de buena condición, que tuvo temple y ritmo. Se empleó el utrero de Fuente Ymbro, y surgieron muletazos buenos por parte del hispalense, más compactos cuando le bajó la mano. Con Aguado en la enfermería, Leo Valadez tuvo que hacerse cargo del novillo, pasaportándolo de una estocada.

El que hizo segundo fue un novillo bravo, extraordinario por su clase, ritmo y transmisión. Embistió por abajo el utrero y lo entendió bien Leo Valadez que lo toreó templado sobre ambas manos, destacando las tandas sobre el pitón derecho, compactas y largas. Buen nivel del mexicano frente a un animal importante. Perdió un trofeo tras fallar con la espada. El quinto no bajó el nivel de la novillada. Fue otro animal con mucha nobleza y movilidad, sin la clase de los anteriores, pero con temperamento, transmisión y raza. El azteca estuvo muy dispuesto y entregado en todos los tercios: un quite por lopecinas y una faena iniciada de hinojos en el tercio como prólogo. Ya en pie, logró muletazos ligados, de novillero preparado y puesto. Con la oreja en la mano, lo emborronó todo con los aceros.

Diego Carretero fue silenciado tras despachar al primero de su lote, un novillo de buena condición, con clase y que tuvo calidad en su embestida. La faena del manchego comenzó en un buen tono pero fue descomponiéndose poco a poco. Labor de más a menos. Carretero manejó bien a su oponente dentro de una faena que no terminó de romper. El que estoqueó por su compañero Aguado fue un novillo encastado, más exigente que sus hermanos. Había que ponerle mucho. Diego Carretero anduvo valiente dentro de una labor que tuvo pasajes buenos, con muletazos sueltos, pero que no terminó de romper tampoco. Falló con la espada antes de saludar una ovación.

Madrid, domingo 26 de marzo de 2017. Novillos de Fuente Ymbro. Pablo Aguado, ovación; Leo Valadez, ovación con saludos tras aviso y silencio tras aviso; Diego Carretero, silencio tras aviso, ovación con saludos en el que estoqueó por Aguado. Entrada: Un tercio de plaza. Se guardó un minuto de silencio en recuerdo de Manolo Cortés.

PARTE MÉDICO DE PABLO AGUADO: “Traumatismo craneoncefálico con pérdida de consciencia y herida inciso contusa en región parietal izquierda de 15 centímetros. Erosiones en cara y boca. Intervenido en enfermería, se traslada al centro hospitalario San Francisco de Asís a cargo de la Fraternidad. Pronóstico grave que le impide continuar la lidia”.