Triunfo de Cayetano y Roca Rey herido de nuevo


por Alberto Lopera

cayetanoCara y cruz, luz y sombras, en la corrida de Pamplona. Gran triunfo de dos toreros que cortaron  ambos dos orejas a los toros de Jandilla: Cayetano que salió a hombros por la Puerta Grande, y Roca Rey, también a hombros para la enfermería con una cornada sangrante.

Miguel Ángel Perera fue silenciado tras pasaportar al primero, un toro con el hierro de Vegahermosa que fue un animal deslucido, de embestida descompuesta y falto de ritmo y continuidad. El extremeño, firme y solvente, lo intentó pero la faena no rompió ni tomó vuelo en ningún momento. Faltó emoción pese a que Perera se mostró por encima de las condiciones de su oponente.

Fue ovacionado a la muerte de su segundo, con el que prologó su faena de muleta con varios cambiados por la espalda en el centro del ruedo. Ligó bien los muletazos sobre la diestra, encajada la planta y sometiendo bien la embestida. Dejó una gran serie al natural, con pases largos y profundos. Hubo temple y máxima firmeza de plantas, llevando al toro embebido en la muleta. Pinchó con el acero, perdiendo el posible premio.

Con dos largas cambiadas de rodillas recibió Cayetano al colorado segundo, ganándole después terreno a la verónica hasta los medios de la plaza. El de Jandilla tuvo calidad, transmisión y colocó bien la cara. Valiente el inicio de faena de muleta de Cayetano, de rodillas, con molinetes y pases por alto. Luego, toreó templado sobre la diestra y en los naturales, bien trazados, el animal cantó su voluntad de irse a tablas. Allí terminó la faena con pases circulares. Sin embargo, para evitar querencias se sacó al jandilla a la misma boca de riego para matar de una estocada soberbia. Paseó una oreja y se le pidió con mucha fuerza la segunda.

Inició con buenos ayudados por alto su faena de muleta al quinto, acompañando la embestida del animal, que mostró nobleza y buena condición. Le ganó bien el paso Cayetano toreando sobre la diestra, quedándose colocado para ligar los pases. No se dejó tocar el engaño tampoco al natural, acompañando con ritmo y empaque las acometidas del de Jandilla. Por ahí llegaron los mejores pasajes. Revistió todo con torería y majestad y, en un alarde de valor, hincó las rodillas al final para instrumentar varios naturales. Un desplante dando la espalda a los pitones metió de lleno a las peñas. Dejó media estocada tendida aunque en buen sitio y precisó de dos golpes de descabello. El público pidió la oreja que le abrió la puerta grande.

Se echó el capote a la espalda de salida Roca Rey ante el tercero. El peruano, que regresaba a los ruedos tras el percance sufrido el pasado mes de junio en Badajoz, quitó después por caleserinas y ejecutó con la muleta una labor de desigual acople en el toreo fundamental. Lo mejor llegó en varios naturales en los que pulseó bien la noble embestida del jandilla. Recortó distancias y epilogó su faena en terrenos de cercanías, llegando mucho al público y levantándola definitivamente con el arrimón final. Concluyó también con manoletinas y una arrucina casi imposible, matando de pinchazo y estocada de la que tardó el toro en doblar. Fue premiado con un trofeo.

El jabonero sexto se arrancó bien al caballo de picar y resultó bravo, pronto y alegre en el último tercio. Roca Rey, que cuajó un buen quite por saltilleras cambiando el viaje del animal, arrancó con estatuarios la faena de muleta, quieto como un poste. Le obligó bien a derechas el peruano, especialmente en las primeras series. Codicioso resultó el jandilla por el pitón izquierdo, por donde el acople fue menor. A la labor, en general, le faltó mayor contundencia en el toreo fundamental, pero sobresalió de nuevo en las distancias cortas que pisó al final. Fue cogido al entrar a matar, siendo herido en el suelo en la parte interna del muslo izquierdo. El torero empujó con fuerza la empuñadura de la espada, que se rompió en el encuentro con el toro. Roca Rey fue conducido por las asistencias a la enfermería, siendo su banderillero Juan José Domínguez quien se encargó de llevarle a la enfermería el trofeo concedido.

Pamplona, martes 11 de julio de 2017. Toros de Jandilla y Vegahermosa (1º). Bien presentado y de buen juego en líneas generales. Destacó el 6º. Miguel Ángel Perera, silencio y ovación con saludos; Cayetano, oreja con fuerte petición de la segunda y oreja; Roca Rey, oreja y oreja que recogió su subalterno Juan José Domínguez. Entrada: Lleno de “No hay billetes”. Saludaron tras parear al 5º Iván García y Alberto Zayas.

PARTE MÉDICO DE ROCA REY.- “Herida por asta de toro en cara interna de muslo izquierdo con dos trayectorias, una en profundidad que diseca músculo recto interno y adductor mayor con contusión del adductor mediano de 10 cm de profundidad y otra de 10 cm en dirección distal. Presenta también varetazo y contusión abdominal siendo la ecografia Normal. Pronóstico reservado. Intervenido por los Dres: Hidalgo-Oteiza-Menéndez-De Carlos. Firmado: Dr. Ángel M. Hidalgo, cirujano jefe de la Plaza de Pamplona”.