Castella y Paco Ureña a hombros en Murcia


por Alberto Lopera

MURCIA-PORTADAUna gran tarde de toros se vivió en Murcia en el inicio de su feria donde se lidiaron toros de Nuñez del Cuvillo que permitieron gran triunfo de Castella y Paco Ureña.

Ante el primero de la tarde, Sebastián Castella destacó en un buen quite por chicuelinas. El francés cuajó una faena pulcra, de fluida técnica, ante un astado justo de fuerzas que no dijo nada por su sosa embestida. El que hizo cuarto fue un toro que manseó en los primeros tercios y embistió rebrincado a los capotes de los banderilleros. A pesar de esto, llegó a la muleta de Castella embistiendo con mucha transmisión y franqueza, lo que hizo que el francés iniciase la faena en los medios con pases por la espalda para proseguir toreando en redondo con ligazón, templanza y mando. Castella anduvo fácil y gustándose en los remates, en una labor que bajó en intensidad con la zurda. Casi entera y dos orejas.

Perera resultó aplaudido al terminar su actuación ante el segundo del festejo, un toro terciado y de escasa fuerza que fue muy protestado. Faena sin relieve y sin eco la del torero extremeño. Su segundo fue un toro de feas hechuras que embistió con cierta nobleza pero se vino abajo muy pronto. El extremeño anduvo solvente en una faena que acabó en la corta distancia sin terminar de calar. Mató de fea media estocada y un descabello.

Muy inspirado con el capote recibió al tercero Paco Ureña. Cuajó media docena de lances a la verónica, encajado y mecido, que remató echándose el capote a la espalda. Ló llevó al caballo galleando con el capote a la espalda y después brilló en un quite por gaoneras y saltilleras. El toro tuvo buena condición y aunque también tuvo el justo fondo y le faltó continuidad, no fue problema para que Ureña le cuajase una faena bien estructurada que inició de rodillas en los medios. Ligó dos series muy templadas y de largo trazo por el pitón derecho y sobre la zurda dejó algunos naturales de gran calidad haciendo la suerte con gran pureza. Finalizó su actuación en la corta distancia con gran solvencia y tras una buena estocada paseó las dos orejas. Cerró el festejo un sobrero de Las Ramblas, serio por delante, que fue muy deslucido por su falta de raza y clase. Ante él, Ureña puso voluntad en una labor de imposible brillo. Gran estocada.

Murcia, 10 de septiembre de 2017. Cinco toros de Núñez del Cuvilllo, y unO, el 6°, de Las Ramblas. Corrida de deficiente presentación y juego desigual. Sebastián Castella, palmas y dos orejas; Miguel Ángel Perera, palmas y palmas tras aviso;Paco Ureña, dos orejas y silencio. Entrada: Media plaza.