La Puerta Grande para Miguel Angel Perera


por Alberto Lopera

perera_repro_madrid_thumb_730La Puerta Grande de Las Ventas se abrió en esta Feria de Otoño para ver pasar por ella triunfalmente a Miguel Angel Perera.

Miguel Ángel Perera redondeó una gran tarde que vino a resumir su buena temporada. El extremeño impuso en todo momento su ley y la salida en hombros, justa y buscada con toda el alma, tuvo además el mensaje de su sentimiento español en día de tanto compromiso cuando pidió la bandera constitucional para ondearla con orgullo a los cuatro vientos.

Arrancó con nivel. Cortó la primera oreja de la tarde con una faena de perfecta técnica. Manseó de salida el del Puerto de San Lorenzo seguramente en acto de fidelidad a su encaste del que acabó sacando finalmente sus mejores virtudes. La primera aproximación de Perera al éxito fue en un quite en el que combinó chicuelinas y tafalleras muy templadas a las que siguió un gran tercio de banderillas, brega incluida, por el que saludaron los tres, Javier Ambel por su lidia, y Curro Javier y Barbero por su parear. La faena de Perera con la estructura propia del extremeño, mando y mano baja, tuvo la virtud de ir a más y de mitad en adelante subió en intensidad para alcanzar rango de trasteo importante. Las dos últimas series, sobre la izquierda y sobre la derecha, exigentes y poderosas, marcaron el cénit ante un buen toro. La estocada atravesada hizo temer por el trofeo que finalmente fue concedido por aclamación.

Perera volvió a confirmar su buen momento ante el cuarto con el que acabó por abrir la puerta grande. Toro noble, al que faltó profundidad y casta, pero tuvo nobleza y se dejó hacer. Lo entendió a la perfección el extremeño, que le dio distancia, le consintió, no le escatimó ventajas, le exigió lo justo que es otra cualidad imprescindible en la buena lidia, en realidad aprovechó las virtudes del toro y disimuló sus defectos. Se rajó el toro en el tramo final pese a que lo tenía bien amarrado en el tercio, nada que empañase la labor de Perera. En el balance final el torero estuvo claramente por encima del toro y pese a pinchar de primeras acabó arrancándole una oreja que le franqueaba la puerta grande por sexta vez en su carrera.

Las Ventas (Madrid). Sábado, 30 de septiembre de 2017. Toros de Puerto de San Lorenzo, desiguales de presentación y juego. Los mejores, 1º y 4º. Destacó también el buen pitón derecho del 6º. Miguel Ángel Perera, oreja en ambos; Juan del Álamo, silencio y leves palmas; y López Simón, palmas y ovación tras aviso. Entrada: Casi lleno. Tras las banderillas del primero, saludaron Javier Ambel, Curro Javier y Guillermo Barbero.