Hoy torearon los héroes de Bogotá


por Carolina Baquero

IMG_8Noche fresca en Manizales y en el ruedo seis héroes que se plantaron en el 2014 frente a la Santa María para defender nuestra libertad. Ese esfuerzo se ve recompensado con la Santamaría abierta y con ellos parte de este seriado manizaleño. Tres cuartos de plaza, una gran entrada.

Seis novillos de la ganadería de Rocha hermanos, de presentación buena y pareja; y juego desigual.

El Primer novillero de la noche William Villamil y le correspondió Barretino número 402 con 352 kilos de peso, novillo que desde su salida fue un toro desatento. El novillero se paró firme, se cruzó; sin embargo la falta de transmisión, mansedumbre y además poco recorrido del ejemplar no permitieron conectar con el público. Con la espada error en varias ocasiones y recibió la protesta de la afición. Palmas tras un aviso.

Manolo Castañeda recibió a porta gayola al segundo de la noche, Extremeño número 393 de 334 kilos. El novillero salió con ganas, voluntad y conectó de inmediato con la afición de Manizales, quien le agradeció por también ejecutar el tercio de banderillas a este novillo de comportamiento alegre y siempre atento… Manolo tuvo un pequeño percance mientras galleaba, que afortunadamente no fue grave. La faena de muleta tuvo picos, en su mayoría buenos, donde el novillero trató de templar y ligar, faltó un poco de aplomo para poder entender mejor al astado. Tres pinchazos y estocada efectiva en todo lo alto. Vuelta al ruedo.

En tercer lugar Daniel Garzón con Embelecido, 386 su número y 356 kilos, su peso. De saludo con el capote se le vio algo embarullado pero con esa hambre indiscutible de triunfo. La faena fue de uni pase y en línea recta, esto en parte por el comportamiento del toro que se vino a mi menos durante la faena y por otro lado por la inseguridad entendible del torero. Dos pinchazos y media espada desprendida y contraria. Leves Palmas.

El bogotano Manuel Jiménez inició con un discreto saludo con el capote, al toro Alentejo número 401 con 342 kilos. En algún mal movimiento al inicio de la faena de muleta el novillo se lesionó uno de sus remos delanteros, esto mermó las fuerzas y el ánimo de la astado, hecho que también enfrió al público; Manuel trato de mantener la calma y enlazar algunos pases pero el objetivo no pudo cumplirse. Intentos fallidos con la espada y media estocada. Leves palmas.

Andrés Castillo tuvo un muy buen inicio con el capote: dos largas cambiadas, verónicas y una serie de lopecinas. En la faena de muleta comenzó con rodilla en tierra, la voluntad y el amor a su profesión lo hicieron levantarse de tres fuertes percances, todo debido a lo pegajoso y pronto del ejemplar; la poca experiencia hizo que quedara a merced del toro… poco pudo hacer este chico bogotano, pero pese a ello, de los pases ejecutados hubo algunos de calidad. Pasó apuros con la espada pero mató de espada casi completa. Palmas tras aviso.

Cerró la noche Julián Páez, quien debutaba con traje de luces y destacó por sus posturas y buen inicio con el capote, y aunque con errores tuvo mucho valor con las banderillas. El novillo tenía su genio difícil de manejar sin embargo Julián no desfalleció e hizo la faena más completa de la noche, falta trabajar en temple y colocación pero las ganas las tiene todas. Tres cuartos de espada perpendicular y dos descabellos. Palmas tras aviso.