En Cali triunfó la libertad


por Carolina Baquero

Con una hermosa manifestación por parte de todos los estamentos taurinos y en especial por niños y jóvenes que junto a toda la plaza se vistieron de blanco, salieron al centro del redondel con carteles llenos de mensajes a favor de la fiesta, pidiendo la LIBERTAD de nuestra expresión taurina. Allí también estuvieron los toreros del cartel junto a sus cuadrillas, quienes hicieron el paseíllo con la bandera colombiana liada como capotes de paseo.

IMG_0500

Se lidiaron siete toros de la ganadería de Punta de Umbría, propiedad de Francisco García, también propietario de Vistahermosa; el encierro tuvo buena presentación y juego muy defectuoso, mansedumbre y peligro, fue el común denominador.

Debutó en Colombia en español Emilio Serna, quien pechó con un toro bobalicón, desatento y que embestía en línea recta y a media altura, busca colarse pero no intenciones de herir sino de huir. La faena fue más de labor técnica y de búsqueda de ocultar los defectos del toro, que de lucimiento, los pases fueron ejecutados en línea recta y de uno en uno. Estocada entera y efectiva. Palmas.

Andres de los Ríos como segundo alternante que tuvo gran disposición, se le vio tranquilo y buscando conectar con el público. El toro era soso, caminador y no humilló, creció un poco en su comportamiento pero le costaba transmitir… hubo momentos de ligazón, pero durante casi toda la actuación se vieron uni pases para conformar faena. Estocada tendida y trasera. Saludo desde el tercio tras aviso.

IMG_0511

Ricardo Rivera ejecutó al tercero de la tarde pases de muleta muy planchada y tratando de ligar, sin embargo al hacerlo por el derecho el toro era tardo, manso y con poco motor; por el izquierdo tuvo algo más de movilidad pero sin ser realmente bueno. Tercio de muerte defectuoso. Silencio tras tres avisos.

Faena muy cortica la que pudo darse por parte del matador cartagenero, Cesar Manotas, quien se encontró con un toro que nos engañó pues tuvo un buen inicio, con embestidas de bondad, pero que cuatro muletazos después se fue a tablas e imposibilitó mayor lucimiento, sin embargo Manotas lo persiguió e intentó sacar algo de provecho . Estocada entera y efectiva. Oreja.

De hinojos recibió con la muleta Leandro de Andalucía a su astado, que fea forma en el segundo muletazo se lo llevó por delante y le golpeó, tirándolo a la arena; afortunadamente sin consecuencias. El viento molestaba y descubría el cuerpo del torero, lo que hacía más peligroso estar por delante de este toro que se vencía por los dos pitones y siempre con la idea de herir a Leandro, quien no se dejó descomponer y mostró el carnet de matador de toros, la técnica y autoridad de su muñeca. Pinchazo y estocada completa, algo delantera. Dos estocadas completas sin efecto. Palmas tras tres avisos.

Cerraba el cartel el caleño Franco Salcedo, quien decidió recibir al toro con una larga cambiada, puesto de rodillas en las líneas concéntricas más cercanas a la salida de toriles. El ánimo e ilusión de Franco se esfumaron ante la mansedumbre de un toro violento y mala leche. Estocada de recurso al hilo de las tablas. Palmas.

Se lidió un séptimo toro que decidió regalar el torero Ricardo Rivera, quien no tuvo suerte en el de su turno, pero la historia no fue distinta con este astado de regalo, un toro incierto, con tendencia a buscar la carne y no la muleta. La faena fue trompicada e interrumpida en cada momento que el torero buscaba dar por lo menos un segundo pase en cada tanda. Estocada completa, tendida y trasera. Palmas.

Reseña:
Tres cuartos de plaza. Toros de Punta de Umbría.

Emilio Serna (España) Palmas
Andres de los Ríos (Colombia) Saludo desde el tercio tras aviso
Ricardo Rivera (Colombia) Silencio tras tres avisos y Palmas
Cesar Manotas (Colombia) Oreja
Leandro de Andalucía (Colombia) Palmas tras tres avisos
Franco Salcedo (Colombia) Palmas