Una buena taza de café colombiano


por Carolina Baquero

castrillon copiaEl cerrojo de la puerta grande en Cali, hoy se abrió para el paisa, Luis Miguel Castrillon… un triunfo importante para un joven que apenas empieza en la lidia de la profesión.

Se lidiaron seis toros de la ganadería de Achury Viejo, de buena presentación, pareja en su apariencia y dispar en sus pesos. El comportamiento fue irregular, sin embargo sobresalieron los lidiados en primer y tercer lugar; este último premiado con la vuelta al ruedo.

Faena profunda y con temple la de David Mora en su primer ejemplar, este que era extremadamente noble pero que tocaba llevarlo suavecito para que no se acabaran sus pocas energías. El torero de Madrid los probó por los dos pitones, en redondo y con pases muy limpios. Lastimosamente al tomar la espada entró con una muy fea y luego una serie de malos descabellos, que retiraron la oreja. Saldo desde el tercio tras dos avisos.

El que le correspondió en segundo turno no fue un buen toro, era incómodo para estar delante de su cara. Al principio de la faena iba con velocidad y prontitud, pero luego se convirtió en toro de medio muletazo, obligando a reparar la colocación continuamente. La faena se alargó innecesariamente, pero sin desconocer qué estuvo David por encima del toro. Estocada caída.

No tuvo mucha suerte Alberto López Simon que pechó en su primero con un toro descastado que engañaba con su embestida, especialmente por el izquierdo. La faena no tuvo mucho sabor ni contenido, y esto no solamente lo sintió el torero sino el público también. Pinchó dos veces y en una mala decisión desobedeció al presidente y aprovechando que el toro dobló las manos, lo mandó apuntillar. Silencio.

Definitivamente no fue la tarde de López Simón, tuvo otro manso por delante, y allí puso su carne en riesgo con tal de agradar a Cali. Pero fue imposible lograr belleza con la embestida tan brusca y desclasada. El acero fue pesada en manos de Alberto que le costó pasaportar al ejemplar (dos pinchazos y descabello). Palmas.

Espectacular presentación de Luis Miguel Castrillon, que enorgulleció a los colombianos con su buena actuación en la plaza de toros que lo hizo matador de toros. La faena fue calmada, pausada, limpia y templada… se tomó el tiempo para disfrutar de la embestida del encastado tercero, al que cuidó para que no se acabara su poco motor. Estocada en muy buen sitio. Dos orejas.

La tarde no cerró con un buen toro para Luis Miguel, pues era encastado pero con tendencia a rajarse, sin encanto y emoción. La faena tuvo que ser breve porque no había mucho por esperar. Estocada en buen sitio. Palmas.

Reseña:

Seis toros de Achury Viejo de buena presentación y juego dispar.

David Mora Saludo tras dos avisos y Saludo

Alberto López Simon Silencio y Palmas

Luis Miguel Castrillon Dos orejas y palmas