BIENVENIDO 2018


por Carolina Baquero

roca y toro copiaEn Cali se lidiaron los últimos toros del año 2017 y no podía tener mejor final la feria de la Sultana Del Valle. Ocho orejas y tres toreros con puerta Señor de los Cristales.

Se lidió un encierro espectacular de la ganadería de Juan Bernardo Caicedo, a excepción del sexto de la tarde; se corrieron cinco toros de un buen comportamiento, con movilidad y casta. Además su presentación era digna de Cañaveralejo.

Gran faena del torero francés Sebastian Castella, a un toro avanto, con tendencia a las tablas, pero son motor que le permitió ejecutar tandas ligadas, templadas y de conexión. El mérito fue grande pues encunado en los pitones sin mover sus pies, era capaz de cambiar el curso de la embestida. Estocada profunda y contraria. Dos orejas.

Recibió el Año Nuevo europeo con un nuevo corte de dos orejas de Sebastián Castella, que se ganó a ley tras templar a un toro que inicialmente tuvo mucho motor y que fue mermando, pero que él supo pegarlo a su cuerpo para no dejar ir la conectividad de la afición que lo ha querido siempre. Los dos pitones de toro fueron buenos, mejor el derecho, por el cual pudo ejecutar el toreo lento y de exposición que le gusta a Castella. Estocada. Dos orejas.

Una presentación completísima la de Luis Bolívar con su primer toro, segundo de la tarde; que repetía y repetía la embestida ante la pañosa del caleño. Se aprovechó cada viaje del toro, especialmente por el pitón izquierdo… por allí Bolivar se sentía cómodo de presentarle La Roja. Media estocada efectiva. Dos orejas.

Un toro de menos ímpetu pero con casta y bravura el segundo del lote del colombiano, quien recibió de rodillas al toro en la puerta de toriles con una larga cambiada. Luis le ha podio estructurar ya las buenas condiciones del toro para estas trabajaran en pro del triunfo, se le vio a gusto… lástima que el acero toledano no estuvo de su lado. Palmas.

Andrés Roca Rey dio un bello espectáculo con el capote, recibiendo con tres largas cambiadas en diferentes sitios del ruedo y tras la puya unas saltilleras bellísimas. Con la muleta se puso nuevamente de hinojos y en esa posición realizó varios cambiados por la espalda, que hicieron poner los pelos de punta en la plaza. Lamentablemente la espada le robó las orejas. Vuelta al ruedo.

La tarde cerró con el único malo del encierro, éste toro no quería pasar, sólo permitía el unipase. Pero esto no fue impedimento para el limeño que acudió a su valor desmedido para meterse entre los pitones y ejecutar una faena de muchísimo mérito y que Cali disfrutó como si hubiese un bravo en el ruedo. Pinchazo y estocada. Dos orejas y vuelta el ruedo en compañía del ganadero.

Reseña:

Se lidiaron seis toros de Juan Bernardo Caicedo de la buena presentación y juego.

Sebastián Castella Dos orejas y dos orejas
Luis Bolívar Dos orejas y palmas.
Andrés Roca Rey Vuelta al ruedo y dos orejas.