La única oreja para Sebastián Ritter


por Alberto Lopera

ritter medellinEn tarde agradable con más de media entrada en la plaza se realizó la primera corrida de la Feria de La Macarena donde se lidió un encierro de Juan Bernardo Caicedo, de magnífica presencia y juego excelente, especialmente los corridos en los tres primeros turnos. Lamentablemente el cuarto se partió de salida un pitón siendo sustituido por un toro con el hierro de La Torre de buen juego al que Sebastián Castella a punto estuvo de cortarle las orejas por una faena completa, larga, de buen son, continuamente ovacionada. La espada cayó desprendida y tres intentos fallidos con el descabello le trocaron las orejas por un aviso. En el que abrió la tarde el francés estuvo muy entregado y solvente con un gran toro, especialmente por el izquierdo que le permitió series de naturales con lentitud. Tampoco la espada, un poco caída, le permitió pasear el trofeo.

La única oreja del festejo la paseó en su tierra Sebastián Ritter gracias a sus buenos oficios con el capote ante la embestida alegre del toro, que también llegó a la muleta con el mismo ritmo de nobleza, permitiendo al joven diestro una faena derechista rematada con efectiva estocada. En el otro se fajó por chicuelinas apretadas desde el inicio, ejecutando luego interesante faena metido en los pitones, terminando de pinchazo hondo y estocada completa.

A Roca Rey le devolvieron por cojo su primer toro, corrió el turno para torear a su segundo con variadísimo repertorio de capote. Con los ceñidos cambiados por la espalda puso a vibrar los tendidos al compás de la música mientras creó un auténtico faenón por ambos pitones al excelente pupilo de Juan Bernardo para el que se pidió Indulto, negado por el palco. La espada le ha sido infiel y las orejas ganadas a ley se convirtieron en vuelta al ruedo. En el último, un jabonero oscuro de imponente lámina, hizo interesante faena ante la falta de fuerza y raza del toro, que solo se quedó en lámina.

RESUMEN – Plaza de La Macarena, media entrada. Toros de Juan Bernardo Caicedo, bien presentados y gran juego. Sebastián Castella, palmas y ovación con saludos tras aviso. Sebastián Ritter, oreja y palmas. Andrés Roca Rey, vuelta y palmas.