Pepín Liria celebró 25 años con triunfo


por Alberto Lopera

La raza de Pepín Liria emergió con la fuerza de siempre ante el cuarto de José Vázquez. Un vibrante recibo capotero prologó un emocionante quite por tijerillas. Pronto se situó en los medios para firmar una faena importante en la que supo comprender el buen ritmo del toro. Por el pitón derecho, Liria dejó series para el recuerdo por su trazo y por su personal empaque. Hubo molinetes, circulares, pases del desdén, otros de pecho con la mirada clavada en los tendidos. La nobleza del toro estuvo complementada por una transmisión que requería imposición y mando. Pepín, muy enrazado y muy inteligente, hizo vibrar a los tendidos. Se llegó a pedir el indulto para el toro de José Vázquez. Tras una contundente estocada, Liria recibió las dos orejas y el toro fue premiado con la vuelta al ruedo.

El Juli cortó un oreja y aseguró la puerta grande tras una templada faena al enclasado quinto de José Vázquez. El madrileño mostró su versión mas templada, especialmente al natural. Cuajó auténticos carteles de toros con la mano izquierda por su cadencia y por su armonía. Después apretó el acelerador en descarados desplantes y en las luquesinas finales. Muy arrebatados los desplantes. Un bajonazo en forma de metisaca se antepuso a la estocada final. Oreja.

José María Manzanares volvió a encontrarse la suerte en contra en el sexto, un toro de Montalvo al que le faltó transmisión y le sobró brusquedad en sus constantes derrotes. El alicantino lo intentó sin éxito y dejó una gran estocada para cerrar el festejo. Palmas de despedida.

Illescas (Toledo). Sábado 10 de marzo de 2018. 1er festejo de la Feria del Milagro. Tres toros de José Vázquez y tres de Montalvo (1º, 2º bis y 6º). Pepín Liria, saludos y dos orejas; El Juli, oreja y oreja; Manzanares, silencio y palmas de despedida. Entrada: Más de tres cuartos de plaza.