Puerta Grande para Roca Rey en Valencia


por Alberto Lopera

1_5_67_6Primer lleno de “No hay Billetes” y primera Puerta Grande en la feria. Ha sido para Roca Rey quien enloqueció a la afición valenciana en su primer toro al que le cortó las dos orejas.

Una oreja paseó Manzanares del jabonero que hizo segundo, un buen toro de Cuvillo que fue pronto y alegre. No se acopló de capote Manzanares y un quite jaleado de Roca Rey por chicuelinas despertó al público. Tuvo movilidad el toro en la muleta y Manzanares fue alternando ambos pitones. Mejores finales tenía el de Cuvillo por el izquierdo, más profundidad, aunque Manzanares se sintió más a gusto sobre la diestra, donde toreó con gusto y expresión. Faena medida que coronó con un soberbio estoconazo, clave para la concesión del trofeo.

Muy en Cuvillo el tercero bis, negro bragado, lucero y calcetero de las patas, estrecho de sienes. Lo recogió muy bien Roca Rey por verónicas. Discreta pelea del toro en varas, que incluso se salió suelto en sus encuentros. Al quite por tafalleras de Castella le dio réplica por saltilleras Roca Rey, con un remate a una mano sensacional por su naturalidad y largura que arrancó un ole rotundo.

Puso a Valencia entera en pie con un inicio de faena de rodillas en el tercio, pasándose al toro por la espalda y con un natural largo, de delante a atrás, de entrega total. Importante el toro de Cuvillo, bravo, con fijeza, embistiendo con celo y profundidad. Sacó fondo este “Rosito”, encastado, uno de los toros de la feria. Y arriba se fue la faena de Roca Rey, que lo sometió bajándole la mano. El toreo largo y encajado, en redondo. Roto en el toreo al natural, cuanto más le exigía Roca, mejor embestía el toro. Entregado el peruano, empalmando los naturales que se convirtieron en circulares sin final. Todo cuanto hizo tuvo además el componente de la improvisación y la variedad. Mató de una gran estocada. Dos orejas. Mereció el toro la vuelta al ruedo.

Valencia, viernes 16 de marzo de 2018. Toros de Núñez del Cuvillo, se devolvió el tercero, corriéndose turno y saliendo el previsto como sexto; bien presentados y de juego desigual. Destacó el encastado tercero, que mereció la vuelta al ruedo. Sebastián Castella, silencio y ovación con saludos tras petición; José María Manzanares, oreja y ovación con saludos tras aviso; y Roca Rey, dos orejas tras aviso y silencio. Entrada: Lleno de “No hay billetes”.