Diego Ventura cuatro orejas y rabo en Arles


por Alberto Lopera