Apoteosis en solitario de Diego Ventura


por Alberto Lopera

ventura solo 4Con un total de ocho orejas y dos rabos ha salido a hombros de la plaza de Espartinas el gran rejoneador Diego Ventura quien conmemoró sus veinte años de profesión en una gesta envidiable: se encerró en solitario con seis toros de diferentes ganaderías, y poniendo en las taquillas el cartel de “No hay billetes”. Figuras del toreo como Espartaco, Morante de la Puebla, El Juli, Miguel Angel Perera y otros no quisieron perderse este gran festejo. Su hijo le acompañó en una vuelta al ruedo llevando el rabo del toro, mientras su padre con las dos orejas de ese mismo toro lidiado en cuarto lugar.

Salieron al ruedo los veinte caballos que Diego Ventura seleccionó para esta tarde en un paseíllo en el que también tomaron parte los sobresalientes Manuel Moreno y Juan Manuel Munera, junto con los forcados de Alcochete.

El primer toro de la tarde, de la ganadería de Prieto de la Cal, dio un buen juego para las cabalgaduras. Tras dos rejones de castigo, Ventura templó la embestida a dos pistas a lomos de Bronce. Con Lío realizó quiebros llenos de espectacularidad antes de matar de medio rejón.

No colaboró el segundo de la tarde, de la ganadería de Pallarés-Buendía, muy rajado llegando muy parado al final. Colocó banderillas a lomos de Importante y cortas sobre Toronjo, con menor lucimiento por la condición del astado. Mató al tercer intento.

Bueno y colaborador fue el tercero de la tarde, perteneciente a la ganadería de Partido de Resina. Paró Ventura al astado a lomos de Lambrusco, formando un lío con Nazarí. Actuaron los forcados de Alcochete, haciendo una pega al segundo intento. Mató al segundo intento, paseando el doble trofeo.

El cuarto de la tarde lució el hierro del propio Diego Ventura, dando un buen juego. Tras pararlo con Jaguar, invitó a los sobresalientes Manuel Moreno y Juan Manuel Munera a poner banderillas en una labor muy intensa que finalizó clavando cortas a lomos de Alcochete y con un rejonazo de efecto fulminante.

El quinto de la corrida lució el hierro de María Guiomar Cortés de Moura. Se lució Diego Ventura a lomos de Vivaldi, un caballo con fortaleza y muy ágil, con el que clavó y salió con quiebros. Nueva pega de los forcados de Alcochete, antes de despachar al animal de dos pinchazos con un estoque y un descabello.

El sexto, de Los Espartales, ofreció buen juego, cualidades que aprovechó Ventura a pesar de la lluvia. Destacó con Fino, que puso banderillas al quiebro con brillantez. El otro momento álgido de la faena lo protagonizó con Dólar, con el que clavó a dos manos sin cabezada. Mató de un rejonazo y paseó los máximos trofeos.

Espartinas, domingo 15 de abril de 2018. Corrida de rejones. Toros de Prieto de la Cal, Pallarés-Buendía, Partido de Resina, Diego Ventura, María Guiomar Cortés de Moura y Los Espartales. Diego Ventura, oreja, silencio, dos orejas, dos orejas y rabo, oreja y dos orejas y rabo. Entrada: Lleno de “No hay billetes”.