David Mora premiado con la vuelta al ruedo


por Alberto Lopera

MoraAfortunadamente hizo buen tiempo en Las Ventas para la corrida de hoy en San Isidro, lamentablemente no valió el encierro del Ventorrillo, muy soso y faltos de raza en general los seis toros. Se salva el primero que permitió una buena actuación de David Mora quien fue premiado con la vuelta al ruedo.

Muy serio fue el tercero de El Ventorrillo. David Mora lo paró con facilidad. Israel de Pedro lo cogió arriba en el tercio de varas. En banderillas, Carretero tuvo que desisitir de poner el tercer par al sufrir un tirón. David Mora inició la faena en el tendido 10 primero doblándose con el toro, después toreando en redondo sobre la derecha. El toro se venía por dentro sin terminar de abrirse, especialmente cuando no venía enganchado. . El toro desarrolló en noble pese a su recto viaje. Mora encontró el empaque por momentos. Las salidas de la cara del toro tuvieron solemnidad. La contundente estocada cayó un punto desprendida pero fue de efecto instantáneo. escuchando fuerte petición de la oreja que la Presidencia negó.

Estrecho de sienes, un punto tocado arriba fue el cuarto. Arrolló en los primeros tercios impidiendo el lucimiento. En la muleta de Curro Díaz obedeció al duro toque del torero de Linares. En las primeras tandas no hubo ni acople ni limpieza. Le dejó sitio para aprovechar la inercia y brotaron dos tandas en redondo de gran calado. La colocación no fue la óptima a la hora de ligar pero Madrid reconoció la singular estética de Curro. Se enfrió la faena en un final inconexo en el que cabeceó el noblote toro de El Ventorrillo. La estocada fue de entrega absoluta.

El remiendo que hizo quinto lució el hierro de Valdefresno. Se emplazó de salida y después embistió con transmisión al capote de Morenito de Aranda, que volvió a firmar algunas verónicas preciosas por el pitón izquierdo. La lidia de Revuelta fue formidable. El inicio tuvo detalles de torería. La faena estuvo condicionada por la falta de humillación del toro, que restaba expresión a los muletazos de Morenito. Por eso la faena no cogió vuelo. La virtud del toro fue la obediencia. No atinó con los aceros.

Madrid, martes 22 de mayo de 2018. Feria de San Isidro. Cinco toros de El Ventorrillo y un remiendo (5º) de Valdefresno, bien presentados y manejables pero faltos de fondo, el peor fue el primero. El de Valdefresno, muy en tipo y noble pero falto de raza. Curro Díaz, silencio y palmas; Morenito de Aranda, silencio y silencio tras aviso; David Mora, vuelta al ruedo tras petición y silencio. Entrada: Tres cuartos de plaza. En el segundo banderillas lo bordó Andrés Revuelta, que saludó montera en mano junto a Pacual Mellinas. En banderillas del tercero, Carretero tuvo que desisitir de poner el tercer par al sufrir un tirón.