Arrollador Roca Rey en Pamplona, tres orejas.


por Alberto Lopera

roca pamplonaArrollador estuvo hoy en Pamplona el joven diestro Roca Rey. Se ha convertido en el gran triunfador de la feria de San Fermín gracias a su entrega, valor, y torería. cortó tres orejas y salió a hombros a los gritos de torero…torero.

Abrió el festejo con lleno total en los tendidos Antonio Ferrera quien se mostró valiente y muy entregado en sus dos toros en los que escuchó avisos por falta de suerte al momento de sepultar los aceros.

No se lo pensó Roca Rey y en el recibo capotero al quinto se echó el capote a la espalda para torear por impertérritas gaoneras. Con fáciles rogerinas lo dejó después puesto en suerte ante el caballo, cumpliendo el de Cuvillo bajo el peto. Brindó al público el peruano, que abrió el trasteo con cambiados por la espalda que metieron al público en el canasto. Bien sobre la diestra -dando tiempos, templando e imprimiendo ritmo a la labor-, se enfrontiló con el toro para torear al natural. Se quedaba algo más corto por el lado zurdo el jabonero de Cuvillo, por lo que regresó a la mano derecha Roca, elevando de nuevo el nivel de su quehacer. Vació siempre la embestida por abajo, hasta cuando se echó de rodillas en los compases finales. Exprimido el toro, murió de un espadazo que entró por el hoyo de las agujas. Dos orejas y puerta grande.

Con suavidad saludó al sexto Ginés Marín y con chicuelinas al paso llevó al de Cuvillo hasta el piquero. Recordó al quite de la mariposa la forma en que Ferrera quitó al toro del caballo. Fantasía y originalidad del extremeño. Tras las banderillas, Ginés Marín arrancó por alto, con estatuarios, su faena. Después lució más en el toreo al natural, por donde enganchó mejor la embestida y el toro -sin ser bueno- respondió algo mejor. Sin embargo, falló con el acero y fue silenciado.

Pamplona, miércoles 11 de julio de 2018. Toros de Núñez del Cuvillo. Bien aunque desigualmente presentados. El 1º, de feas hechuras. Desiguales también de juego: con temple y ritmo, aunque sin humillar, el 1º; y el de mejor juego en conjunto fue el 5º, potenciado por el trato de su lidiador. Antonio Ferrera, ovación con saludos tras aviso en ambos; Roca Rey, oreja con petición de la segunda y dos orejas; Ginés Marín, silencio en ambos. Entrada: Lleno.