Enrique Ponce y Castella triunfaron en Francia


por Alberto Lopera

montMuy interesante y triunfal resultó el mano a mano entre Ponce y Castella en la corrida de la Madeleina en Mont de Marsan con toros muy suaves de Nuñez del Cuvillo que les permitieron salir a hombros al final del festejo.

Enrique Ponce logró una faena de prodigiosa técnica en la que hizo embestir a este primero. Faena compacta sobre ambos pitones, con temple, midiendo los pases, acariciando la embestida, gustándose en cada pase lleno de calidad. Lo cuidó y al natural cuajó lo mejor toreando a compás con molinetes muy gallistas. Final con la pierna genuflexa, estocada ladeada al primer intento y doble premio para el valenciano.

En el último Sebastián Castella, aprovechando la alegría en la embestida del toro, inició la faena con pases de espalda y uno de pecho, frente a un toro con emoción en la embestida que sirvió al francés para dibujar una faena de menos a más. Trasteo de muy buen corte con tandas en redondo de pases largos, muy celebrados por el público. Aunque lo mejor vino en el toreo al natural, muy templado y despacioso, con mucho gusto. Desplante en la cara del toro y remate por dosantinas. Aviso tras una faena larga pero intensa que rubricó con una estocada caída y dos orejas.

Mont de Marsan (Francia). Sábado 21 de julio de 2018. Toros de Núñez del Cuvillo, el 4º bis del mismo hierro, que resultaron desiguales de presentación, deslucidos en líneas generales, sin fuerza y con poca raza. Sirvieron el 1º y el 6º. Enrique Ponce, dos orejas, ovación con saludos y silencio; Sebastián Castella, leves palmas, silencio tras aviso y dos orejas tras aviso. Entrada: Lleno con “No hay billetes”. Saludos de José Chacón tras parear al sexto.