Puerta Grande para Emilio de Justo en Madrid


por Alberto Lopera

 

Emilio de justo madridMérito grande el de Emilio de Justo quien ha abierto la Puerta Grande en la plaza de Madrid al cortar dos orejas en medio de las ovaciones que reconocieron las condiciones de este torero que vino a dar la cara ante la primera afición del mundo, a pesar de tener aún los puntos de la cornada sufrida hace ocho días en Francia.

Arrancó el festejo con una ovación a Emilio de Justo por su gesto al reaparecer en Madrid tras el percance en Francia y haber perdido a su padre, recientemente fallecido. Tras ello, saltó el primero de la tarde que lució el hierro de La Ventana del Puerto. Bajo dentro de su ancha constitución. Se prestó al lucimiento desde salida en un largo saludo capotero de Emilio de Justo. Con franqueza se arrancó al caballo. De Justo y Román quitaron por chicuelinas. Más airosas las del primero, de palo estoico las del valenciano. Emilio de Justo inició la faena doblándose y al mismo tiempo empujando la embestida. Le faltó al toro celo y le sobró reservas a la hora de embestir. En una tanda con la mano derecha respondió Madrid. Asentado el extremeño en todo momento. La estocada fue una de las mejores de la temporada de Madrid, por la colocación y por la ejecución. Una gran estocada que valió una oreja.

Emilio de Justo abre la puerta grande de Madrid. Un toro de Puerto de San Lorenzo muy serio, ancho de sienes, un pavo. Quiso lucir al toro desde el primer tercio. El del Puerto acometió al caballo con pujanza y se arrancó de largo después. Apostó por él el extremeño que brindó al público y al cielo. Un recuerdo a su padre desde el ruedo que le ha dado la gloria en esta tarde. Tiró la moneda citando de largo al toro con la mano derecha, pareció desentenderse el toro al ver el poderío de De Justo. Poco a poco le fue metiendo en el canasto hasta una tanda final llena de verdad. La pureza fue el principal argumento de la obra. Cruzándose, exponiendo, cargando la suerte. Madrid lo supo reconocer. El atragantón final en las manoletinas fue consecuencia de su torera entrega. La estocada de nuevo fue de libro. La oreja de ley. Puerta grande como colofón a una gran temporada, la de su revelación.

Madrid. Domingo 30 de septiembre de 2018. Feria de Otoño. Toros de Puerto de San Lorenzo y La Ventana del Puerto(1º y 3º), bien presentados, de juego muy variado. El mejor, el 3°. Con transmisión el 1° y el 4°, que no fueron fáciles. Emilio de Justo, oreja y oreja; Román, ovación con saludos y silencio tras aviso; Ginés Marín, vuelta al ruedo y herido. Entrada: Dos tercios.