Diego Urdiales conquista con fuerza a Madrid


por Alberto Lopera

urdialesA hombros y por la Puerta Grande ha salido Diego Urdiales en la última corrida de la Feria de Otoño. cortó tres orejas y demostró que es un torero de los pies a la cabeza, pide guerra y los empresarios tendrán que reconocer sus cualidades hasta ahora negadas por el mal llamado “sistema” taurino.

Diego Urdiales bordó el toreo en el cuarto. Cortó dos orejas rotundas de Madrid. En los primeros tercios no se había definido el bastito toro de Fuente Ymbro. La acodada cara se descolgó suave en el embroque cada vez que Urdiales entregó su pureza a Hurón. En un derechazo en redondo el toro mostró toda su calidad. Madrid entró en la faena vibrando a partir de ese muletazo. Con la izquierda echó la muleta al morro con toda la suavidad y muy de verdad. Hurón la tomó por abajo con temple para cuajar tres series antológicas. La torería emergió de la raíz más profunda del sentimiento de Diego Urdiales. Qué forma de torear. Sublimó los remates toreros por abajo, los pases del desprecio, las trincherillas, los kikiriquís… Madrid enloqueció con su pureza eterna. Dos orejas y dos vueltas al ruedo llenas de emoción. Se pidió la vuelta al ruedo a Hurón por su calidad y por premiar al corridón de Gallardo.

Madrid. Domingo 7 de octubre de 2018. Toros de Fuente Ymbro, bien presentados, de buen juego a excepción del áspero 2° y el geniudo 5°. Extraordinario el 3°; exigente pero con buen fondo el 1° y enclasado el 4°. El sobrero de El Tajo, lidiado como 6º bis, irregular. Diego Urdiales, oreja tras dos avisos y dos orejas y dos vueltas al ruedo; Octavio Chacón, oreja y ovación con saludos; David Mora, pitos y silencio. Entrada: Más de tres cuartos.