Diego Ventura indultó toro en la plaza México


por Alberto Lopera

DSC_0705Sensacional ha sido la actuación del rejoneador Diego Ventura en el inicio de temporada en la plaza monumental de México. Junto a Enrique Ponce (cortó la oreja del primer toro) y los mexicanos El Payo (que resultó herido) y Luis David Adame lograron el casi lleno total en los tendidos, cerca de 42.000 aficionados se dieron cita en la plaza monumental.

Tras el paseíllo inaugural de la Temporada Grande se tributó un minuto de aplausos en recuerdo de todas las personas fallecidas este año relacionadas con el mundo del toro. A continuación, las cuadrillas, toreros y monosabios dieron una vuelta al ruedo con pancartas, reivindicando la situación de la Fiesta ante los ataques sufridos.

La tarde tuvo un nombre: Diego Ventura. El de La Puebla del Río indultó al quinto de la tarde, Fantasma de nombre, número 82, de 487 kilos, nacido en julio de 2014, de la ganadería de Enrique Fraga, un toro de pelo jabonero que resultó sensacional para el toreo a caballo, con un galope constante durante toda su lidia, fijeza y acometividad. La faena fue una explosión de toreo. La Monumental se puso en pie y vibró con la tauromaquia apasionada y entregada de Diego Ventura, en una faena que mantuvo el interés de principio a fin. Un obra rotunda.

México D.F. (México). Domingo, 11 de noviembre de 2018. Inauguración de la Temporada Grande. Toros de Enrique Fraga, para rejones; el 2º, Fantasma de nombre, número 82, de 487 kilos, nacido en julio de 2014, indultado, y Barralva, para la lidia a pie, desiguales de presentación y pobre juego. Diego Ventura, silencio y dos orejas y rabo simbólicos; Enrique Ponce, oreja y silencio; Octavio García “El Payo”, silencio y herido; Luis David, silencio en ambos. Entrada: Más de 35.000 espectadores. Saludó en el cuarto de la tarde Gustavo Campos.

PARTE MÉDICO DE EL PAYO

En la lidia del séptimo toro Octavio García “El Payo” resultó herido, con una “cornada en tercio medio de muslo derecho que desgarra severamente la piel 10 centímetros, con dos trayectorias la primera hacia arriba de 25 centímetros y otra hacia abajo de 10 centímetros; lesiona músculos y aponeurosis de la región. Se aplica protocolo de Estabilización Médica Avanzada, para posteriormente ser trasladado al Hospital Ángeles Mocel para su manejo quirúrgico por el equipo multidisciplinario del los Servicios Médicos de TauroPlaza México”.