En San Cristóbal, médico recibe la alternativa


por Alberto Lopera

thumbnail_DSC_0164Triunfo de Enrique Colombo y alternativa de Antonio Suárez, médico e hijo de Amenodoro Suárez empresario por muchos años de la plaza de San Cristóbal se inició la tradicional Feria de San Sebastián.

La corrida arrancó con la alternativa de Antonio Suárez, joven médico que dejó un aroma de buen toreo que no todos preveíamos por su escaso rodaje. Fue una grata sorpresa ver su torero asentado, abstraído del grado de responsabilidad que implicaba una tarde como esta. El fallo con los aceros en ambas actuaciones le privó del premio en una tarde tan especial.

El triunfador de la tarde fue Jesús Enrique Colombo, quien estuvo sobradísimo toda la tarde. Llenó la plaza en todos los tercios el atlético espada, lo que le mostró solvente plenitud y desparpajo. Su primera labor resultó más entusiasta, mientas que en su segundo toro, tuvo que aplicar mucho temple y ritmo para realizar una faena de enorme calado. Cortó tres orejas.

Una actuación de claroscuros dejó por su parte el debutante español Julio Benítez “El Cordobés”, con dos actuaciones sin mucho eco.

San Cristóbal. Jueves, 31 de enero de 2019. Primera corrida de la LIV Feria de San Sebastián. Toros de Rancho Grande(1ºy 5º) El Prado (2º, 3º, 4º y 6), discretos de presencia, adoleciendo de fuerzas, con distintos grados de nobleza. Julio Benítez “El Cordobés”, silencio en ambos; Jesús Enrique Colombo; dos orejas y oreja; Antonio Suárez, palmas y palmas tras aviso. Entrada: Menos de un cuarto. Suarez tomó la alternativa con el toro Zacateco, nº 196, de Rancho Grande. Previo al festejo se guardo un minuto de aplausos en la memoria de Kike Rosales, Alonso Valero, Luis Alberto Colls y otros aficionados fallecidos a lo largo del año.