S. Castella se cubrió de gloria en Valencia


por Alberto Lopera

castella ValenciaSensacional ha estado Sebastián Castella hoy en la plaza de Valencia, cortó las dos orejas de su segundo toro y salió a hombros de la plaza. El toro extraordinario, se le pidió con fuerza el Indulto que el tonto de la Presidencia no concedió.

Horroroso, número 74, negro, de 540 kilos, nacido en septiembre de 2014, con 540 kilos de peso y del hierro de Jandilla fue un toro para el recuerdo. Se pidió para él con muchísima fuerza el indulto, siendo finalmente premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre después de que su matador, Sebastián Castella, le cortara las dos orejas. El astado derribó con estrépito en las dos varas que tomó. Santiago Pérez, a caballo, señaló en la misma yema las dos veces. El diestro francés, con un quite por chicuelinas, encendió la tarde, hasta ese momento apagada.

En el mismo centro del platillo abrió con sus clásicos cambiados por la espalda, el primero de ellos con la mirada perdida en el suelo para dotar de mayor emoción al momento. La plaza vibró. A partir de ahí, Horroroso -¡vaya nombre para un toro tan bravo!- enseñó a todos sus virtudes, que fueron muchísimas, por no decir, directamente, que fueron todas las que puede tener un toro bravo: alegría, prontitud, largura, humillación, clase, recorrido, fijeza, duración… El toro soñado. Habrá quien diga que escarbó en algún momento, o que apenas sangró en varas, pero, a la vista del espectacular juego del toro en el último tercio, semejantes nimiedades no deben empañar en absoluto la sobresaliente conducta del animal.

Castella respondió con una faena de gran conexión popular, en la que se acopló mejor a derechas. Por ese lado toreó con temple y ligazón, respondiendo mejor el toro cuanto más le bajaba la mano el torero. La petición de indulto fue in crescendo pero el usía llegó a avisar dos veces al matador para que entrara a matar. A pesar de la insistencia de los aficionados, que pidieron con gritos y pañuelos el perdón para el toro, Castella empuñó el acero y lo sepultó a ley en la honda anatomía de Horroroso, rematando con el descabello al borde del tercer recado presidencial, que, afortunadamente, no llegó. Hubiese sido un despropósito reglamentario. Las dos orejas y el pañuelo azul asomaron prácticamente a la vez.

Valencia, domingo 17 de marzo de 2019. Feria de Fallas. Toros de Jandilla y Vegahermosa (1º y 6º). Correctos de presencia, bastitos de hechuras y desiguales de juego. Dos toros fueron sobresalientes: el bravo y exigente segundo; y el extraordinario quinto -Horroroso, número 74, negro, de 540 kilos, nacido en septiembre de 2014 y de 540 kilos de peso- que fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre tras insistente petición de indulto. Diego Urdiales, saludos y silencio tras aviso; Sebastián Castella, silencio tras dos avisos y dos orejas tras dos avisos; y Cayetano, silencio en ambos. Entrada: Tres cuartos.