Regular corrida en el inicio de San Isidro


por Alberto Lopera

gran entradaApenas regular  corrida inicial de la Feria de San Isidro, ni una vuelta al ruedo, solo un par de ovaciones para Rubén Pinar el torero de Albacete que abrió el festejo donde se lidió un encierro de La Quinta, con muchos kilos, pero cortos de recorrido. Menos de medio aforo en los tendidos y un clima primaveral.

Javier Cortés protagonizó una meritoria actuación apostando por el toro primero y tratando de templarlo con su clasicismo después. No agradeció el buen trato. Estoqueó al segundo intento y hubo silencio tras aviso para el torero.

El tercero lució dos perchas impresionantes. Corto de cuello y tan montado en su constitución como en su gesto altivo. A porta gayola lo recibió Thomas Dufau. No humilló el de La Quinta hasta que pasó por el caballo pese a que no fue bien picado. Llegó con movilidad a la franela del francés que, con firmeza, se impuso a la aspereza del santacoloma. Los dos primeros muletazos pasó sin emplearse, después sabía lo que se dejaba atrás. Resolvió con buena actitud y estoqueó al tercer intento. Fue silenciado.

Cerró la tarde otro impresionante ejemplar de La Quinta. Trapío, hondura y fiereza en su expresión. Muchos kilos en su envergadura. Se arrancó espectacular al caballo pero no mantuvo el nivel en la muleta de Thomas Dufau. Echó el freno de mano sin opción alguna. Silencio.

Madrid, martes 14 de mayo de 2019. Feria de San Isidro. Toros de La Quinta. Bien presentados, con seriedad y exceso de kilos. Corrida interesante aunque sin opciones en la muleta en general. Rubén Pinar, silencio y saludos con división de opiniones; Javier Cortés, saludos y silencio tras aviso; Thomas Dufau, silencio tras aviso y silencio. Entrada: Más de media.