David de Miranda el nuevo fenómeno de Madrid


por Alberto Lopera

DSC_0393PUERTA GRANDE así con mayúsculas ha sido la que abrió un torero nuevo en Madrid: David de Miranda quien desde ese instante se ha convertido en ídolo propio de la mejor aficiòn del mundo. Su faena al último toro, muy bravo y encastado con el hierro glorioso de Juan Pedro Domecq, de nombre “Despreciado” no sabemos porqué a ese dechado de nobleza, calidad y bravura. David de Miranda le realizó una faena perfecta a las condiciones del oponente, faena rematada de una estocada efectiva que enloqueció la plaza hasta verle salir a hombros con las dos orejas.

Ha sido tal la conmoción que se olvidó de las buenas hechuras  toreras de Paco Ureña a quien hicieron saludar al comienzo de la corrida y le obligaron a dar la vuelta al ruedo después de su faena a su primer toro.

Mala suerte para El Juli, cabeza del cartel, a quien no le sirvieron sus toros a pesar de la enorme voluntad que desplegó para justificar el casi medio millón de euros que se llevó a su cuenta bancaria por sustituir en este cartel a Enrique Ponce que por su lesión en Valencia el pasado mes de marzo, tuvo que ver la corrida en barrera junto al Rey Juan Carlos a quien los tres espadas brindaron ceremoniosamente.

Madrid, viernes 24 de mayo de 2019. Feria de San Isidro. Cinco toros de Juan Pedro Domecq, bien presentados y de manejable juego. Extraordinario el 6º; y uno de Luis Algarra (4º bis), manejable. El Juli, silencio y pitos; Paco Ureña, vuelta al ruedo tras leve petición y oreja tras aviso; David de Miranda, que corfirma la alternativa, silencio y dos orejas.Entrada: Lleno de “No hay billetes”.