Paco Ureña otro gran triunfador de San Isidro


por Alberto Lopera

ureña3Por fin se hizo justicia con un torero auténtico héroe: Paco Ureña besó la gloria al salir por la Puerta Grande de Las Ventas como gran triunfador en la corrida penúltima de la Feria de San Isidro. Cortó las dos orejas a un gran toro de victoriano del Río que le permitió hacer una faena llena de torería y mucha clase. El sexto justo después de regresar Ureña de la enfermería. La emoción a flor de piel mientras recorría el murciano el callejón y la plaza entera le ovacionaba. Toreó desde el principio espatarrado por verónicas, ganando terreno, a cada cual más suave. El toro empujó y lo agarró en todo lo alto Pedro Iturralde. El inicio de faena volvió a poner a Madrid en pie: intercaló trincherillas, pases de la firma, ayudados por bajo y un pase de pecho a la hombrera contraria. La emoción continuó en la primera tanda sobre la derecha, donde el toro respondió con mucha humillación pese al defecto de salir con la cara por alto. Se echó la muleta a la mano izquierda y llegó el temple absoluto de Ureña, que tiró de la embestida en dos tandas rotundas. El toro derrochó calidad por ese pitón. Ureña lo bordó, con el compás abierto y con el compás cerrado. Muy despacio, muy vertical, con mucho gusto. Obra medida y muy sentida. En la tercera tanda cogió la espada, volvió a desplegar naturales eternos, más en redondo esta vez. La estocada en lo alto completó el sueño. Tardó el notable toro de Victoriano del Río en echarse. Dos orejas tras aviso.

Sin suerte Sebastián Castella con su lote, poco valieron sus dos toros alos que toreó de acuerdo a las circunstancias, siendo aplaudido en ambos.

En quinto lugar se lidió el que iba a cerrar la tarde ya que Paco Ureña continuaba en la enfermería. Más destartalado que sus hermanos por su amplia cara y falta de remate en los cuartos traseros. Roca Rey brindó a Juan Pablo Corona, su apoderado en América. Roca Rey lo recibió con actitud. Muy suelto en los sucesivos tercios. Salió suelto de nuevo en la muleta de Roca Rey. Estuvo cicatero parte del público con su colocación. El toro pasa en modo huída. Sin celo ni clase. Tampoco transmisión. Pinchó dos veces antes de la estocada. Silencio.

Madrid. Sábado 15 de junio de 2019. Corrida de la Cultura. Toros de Victoriano del Río. Corrida bien presentada, pareja. De noble juego. Destacó el sexto. Sebastián Castella, silencio y silencio; Paco Ureña, vuelta al ruedo tras petición y dos orejas tras aviso; Roca Rey, silencio tras aviso y silencio. Entrada: Lleno de no hay billetes.

PARTE MÉDICO DE PACO UREÑA“Contusión parrilla costal izquierda con posible fractura y contusión escápula izquierda. Pendiente de estudio radiológico. Pronóstico reservado. Bajo su responsabilidad decide continuar la lidia. Firmado: Dr. Máximo García Leirado”.