Triunfal despedida de El Cid en Sevilla


por Alberto Lopera

cid sevillaDespedida triunfal de la plaza de Sevilla ha sido la de Manuel Jesús “El Cid” al cortar la única oreja en la corrida de hoy, su último  paseillo en la Maestranza, su plaza, donde grandes faenas le consagraron como un torero predilecto de la afición sevillana.

Mucho ambiente, calor y la plaza llena en la segunda de San Miguel. Abrió plaza un cinqueño basto y hondo, que empujó en dos buenas varas de José palomares. Enrique Ponce brindó el toro a El Cid. El de Victoriano fue tan noble como soso. Ponce estuvo elegante en una faena sobre ambas manos sin poder estar a gusto por la sosería del animal, que aunque fue vistoso en el caballo, le faltó un tranco en la muleta. Mató de estocada baja.

El quinto fue otro tambien rematado. El Cid volvió a torear muy bien de capa a la verónica. Tomó dos varas sin mucha entrega. El animal fue noble aunque ni humilló. No brindó el toro y la música comenzó a sonar al primer muletazo de una labor de arrebato, entrega, técnica y temple. A un toro sin humillar lo llevó en tandas templadas, cuando se quedó más corto resolvió con faroles y remató con enormes pases de pecho. Todo en un ambiente de emoción y gritos de maestro. La estocada cayó trasera y el toro tardó en echarse. Una oreja y la plaza se entregó en la despedida de unos de sus toreros predilectos que ha salido cuatro veces por la Puerta del Principe.

El sexto tenía hechuras para embestir, pero tuvo pocas fuerzas. Se lució Manzanares con él capote. La faena fue de intermitencias. Hubo muletazos suaves con empaque y en otras la flojedad del toro y las caídas deslucieron el conjunto. Todo fue muy espeso al final. Lo
Mató de una estocada. Aplausos.

Sevilla, sábado 28 de septiembre de 2019. Feria de San Miguel. Cuatro toros de Victoriano del Río y dos de Toros de Cortés (3º y 5º), bien presentados, con tres cinqueños, 1º, 2º, y 4º; bravos en el caballo, excepto el 4º, que fue manso y descastado. Mejores el 2º, de poca duración, y 3º. Manso y sin casta el parado 4º; el 1º y 5º, con movilidad a media altura; y el 6º, noble pero sin fuerzas . Enrique Ponce, silencio y silencio; El Cid, ovación y oreja; José María Manzanares, silencio y ovación. Entrada: Lleno. Tras el paseíllo fue obligado a salir a saludar El Cid.