Puerta Grande a Ferrera en Las Ventas de Madrid


por Alberto Lopera

ferri copiaPoco faltó para ver el lleno completo en los tendidos de Las Ventas en esta corrida donde Antonio Ferrera se encerró en solitario con seis toros  de diferentes hierros. Cortó un total de dos orejas y salió por la Puerta Grande de la Calle de Alcalá.

Antonio Ferrera cortó una oreja en el quinto, un encastado toro de Domingo Hernández. Cornalón y ancho de sienes, de buenas hechuras. Fue de corrido al caballo y bien lidiado por Carretero. Hasta la muleta, las embestidas resultaron descompuestas.

El toro de Victoriano del Río fue a más en todo momento. La faena estuvo llena de emoción y arrebato. Ferrera entendió las distancias y los tiempos que necesitaba el toro. En maestro, cuajó al toro especialmente por el pitón derecho. Consiguió reducir la embestida en una tanda con el compás casi cerrado. Madrid lo celebraba. El temple, el gusto y el buen toreo de Ferrera protagonizaron la faena. Media estocada y descabello. La oreja le abrió la puerta grande.

El ruedo se llenó de gente joven que cogió a hombros al ídolo después de la gesta. La puerta grande se abrió de par en par por tercera vez en la trayectoria de Antonio Ferrera.

Madrid, sábado 5 de octubre de 2019. Por orden de lidia, toros de AlcurrucénParladéAdolfo MartínVictoriano del Río (4º y 6º) y Domingo Hernández. Los mejores cuarto y, especialmente, el sexto. Encastado el quinto. Sin entrega el de Alcurrucén; sin humillación el de Parladé; sin recorrido ni fondo el de Adolfo Martín. Antonio Ferrera, como único espada, silencio, ovación con saludos, silencio, ovación con saludos tras aviso, oreja y oreja. Entrada: Más de tres cuartos de plaza. Antonio Ferrera saludó una ovación que le tributó la afición de Las Ventas tras romperse el paseíllo.