Dado de alta Mariano de la Viña tras la grave cornada


por Alberto Lopera

marianoCuarenta días han pasado desde que Mariano de la Viña sufriera una de las cornadas más graves de los últimos años. Diecisiete días después de caer herido de extrema gravedad en la plaza de toros de Zaragoza abandonó la UCI del Hospital Quirónsalud de la capital aragonesa, y este viernes, tras debatirse entre la vida y la muerte, ha recibido el alta hospitalaria. “Me han contado lo que sucedió pero no me acuerdo de nada; prefiero no ver ni recordar nada. Tengo la sensación de que ocurrió… ahora estoy aquí para mirar para adelante y ponerme lo mejor posible”, afirmó el torero de plata manchego, que relató algunos de los momentos que vivió en el hospital. “A la primera persona que vi cuando me desperté en la UCI fue a mi mujer. Estaba sentada y como por desgracia ha ocurrido otras veces, la miré y le dije: ¿Qué, ya ha pasado algo? ¿ayer me cogió un toro? Y me contestó: “Llevas seis días durmiendo”. Me quedé impactado. Ese fue mi despertar, cuando fueron pasando los días tuve más conocimiento de lo que había pasado”.

Mariano de la Viña compareció junto al doctor Carlos Val-Carreres y Miguel Ángel Eguizábal, director gerente del Hospital Quirósalud de Zaragoza, donde el albaceteño ha estado ingresado más de un mes. Sus primeras palabras fueron de agradecimiento, en especial a los médicos y a la afición de Zaragoza, para quien tuvo palabras cargadas de emoción. “Gracias a todas las personas que se han puesto en contacto conmigo, a los compañeros y pofesionales del toro, desde aquí les agradezco su interés y su cariño aunque no he podido atenderles a todos”.