Qué dolor! Qué pena !


por Carolina Baquero

Tarde esperada en Manizales, un cartel inigualable, ellos … los toreros lo pusieron todo para subsanar la poca materia prima del encierro de Juan Bernardo Caicedo, de muy buena presentación y juego desigual.

Como director de lidia se encontraba el maestro Enrique Ponce, que ejecutó una faena de mucha suavidad y sin excesivo lucimiento ya que no pudo expresarse como le gusta al torero, gracias a las escasas fuerzas del ejemplar. El toro era muy noble pero sin emotividad, toda la ponía el maestro Ponce, que fue muy templado, ligando cada pase con posibilidad de terminar de ver el anterior, sin prisas, sólo con el objetivo disminuir los defectos de su compañero de lidia. Media espada y dos descabellos. Saludo desde el tercio y pitos al toro.

0e325f41-1920-4346-976d-74e22f333a25

Tras el tercio de banderillas es cambiado el cuarto de la tarde porque perdió la pezuña de la mano izquierda.

El cuarto bis ha sido descastado, sin transmisión, todo lo puso el maestro de Chiva; arrancar los pases con tirabuzón … esto más acentuado al final de la faena. Los tendidos disfrutaron y valoraron que a pesar de las difíciles condiciones, se pudiesen ver pases limpios, largos, profundos; no tan ligados como se anhelaba. Tras un difícil tercio de muerte, en el centro del redondel recibía el maestro los gritos de  “Ponce, Ponce”.

25e0d20d-04d6-44f7-8b0b-5d9c18c1fb58

Muy buena actuación de Luis Bolívar en Manizales, a su primero le ejecutó una faena de un alto grado de madurez, con una tauromaquia asentada y con alto dominio sobre el toro que era tardo para embestir, que había de dejarle siempre la muleta en la cara para darle ligazón a las tandas … el toro fue encastado, pero iba quedándose. Los dos pitones recibieron muletazos, más el derecho que el izquierdo. Estocada completa. Dos orejas y palmas al toro en el arrastre.

a16a493a-2468-40ef-b52d-4f722a9f5360

Devuelto el quinto toro porque perdió la pezuña derecha y se fracturó la mano izquierda.

Un toro bastante complicado el quinto bis, reservón y con malas ideas, la faena se vio totalmente desdibujada ante la falta de continuidad, era difícil hallar el norte con su oponente, lidia de uno en uno, con la muleta continuamente enganchada, queriendo herir al torero; tanto que al entrar a matar lo ha cogido de muy mala forma por el pecho y después de una voltereta, le dio fuertes golpes en el suelo. Maltrecho pero sin fuertes heridas, recibió desde el tercio la ovación del respetable. Pitos al toro en el arrastre.

Faena de temple la del debutante, Pablo Agüado, con la figura muy compuesta y ejecutando pases de ortodoxia. No era faena para esperad muestras de espectáculo, sino más bien para disfrutar de la verdad. El toro no quiso colaborar para transmitir, le costaba pasar y menos con emoción. Hasta el final de la faena, Agüado con alegría en su rostro hacía uso de su técnica para no perder la ligazón y finalizó con unos derechazos sin ayudado, de muy buena factura. Media espada y descabello. Palmas tras aviso.

fb33557a-7a51-40fa-a57f-a79eb863e1c2

En el segundo toro de su lote se pudo disfrutar más de su toreo, porque el ejemplar que salió en sexto lugar aunque con muy poquita fuerza, era noble y con una embestida muy dulce. Agüado lo llevó a media altura, con pases templados, cuidando la integridad del toro que perdía sus manos, tandas que se componían de pases largos y planchados. Dos pinchazos y estocada. Saludo desde el tercio y pitos al toro en el arrastre.

34f4b48c-c0f2-4154-b95a-a19c246ab748

Fotos: Diego Alais