El aficionado deber ser quien defienda la Fiesta.


por Alberto Lopera

84586121-E05E-4631-A2F1-9B3DA6A34645Un interesante artículo del gran crítico taurino Antonio Lorca ha publicado el diario español El País bajo el titular de Se acaban los toros? Al final hace un resumen muy claro de quienes son verdaderamente los culpables de la situación que actualmente se vive, por lo que queremos darlo a conocer:

“El aficionado a los toros debe ser un militante protagonista que salga del anonimato social, se deje ver, exprese sus opiniones, sea exigente con los taurinos y políticos, y se manifieste en la calle, si es necesario, para defender un patrimonio que nadie le debe arrebatar.

El problema, el verdadero y más grave problema, es que son pocos porque muchos han huido de las plazas empujados por el aburrimiento y las males artes de quienes tenían la obligación de trabajar cada día para fidelizarlos. Y los antitaurinos lo saben. Saben que el verdadero enemigo, y el más dañino, está dentro. Quizá, la mejor política abolicionista sea la actual: ausencia de aprecio y cariño a la espera de que la fiesta desaparezca por sí sola.

¿Se acabarán los toros?

No, claro que no, pero si ello ocurriera los principales culpables no serán los políticos. Los que hoy se esconden temblorosos ante la amenaza -taurinos, aficionados y no pocos periodistas, dedicados estos a ocultar las miserias de la tauromaquia y buscar culpables fuera del sistema-, serán los principales responsables.

Y otra reflexión más: la tauromaquia no desaparecerá porque algunos la ataquen, sino porque no la defiendan quienes dicen amarla.”