Cerca de Sesenta mil empleos taurinos afecta la pandemia


por Alberto Lopera

Foto de tendido 7

El daño que hace el coronavirus a la fiesta de los toros es colosal y dejará daños económicos muy importantes. En total, según las organizaciones taurinas, peligran unos 59.000 empleos, de ellos alrededor de 2.000 entre toreros, banderilleros, picadores y mozos de espada, en todo el orbe taurino. El resto incluye trabajadores del sector, vinculados a la celebración de festejos taurinos: empleados de las ganaderías, transporte y personal de las plazas, entre otros.

Cuadrillas y ganaderos, probablemente los más afectados, viven días de incertidumbre. Hay familias con cierta desesperación por la falta de negocio y de ayudas y, sobre todo, por la perspectiva de quedarse sin ingresos todo el año. Victorino Martín, presidente de la Fundación del Toro de Lidia, habló este lunes con el titular de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, para pedirle apoyo. Martín , se comprometió a abordar la próxima semana todos los aspectos de esta crisis.

En el campo, la situación también es crítica. “En el escenario de un 2020 sin temporada taurina —de marzo a octubre—, la estimación de pérdidas para los ganaderos de bravo de la Unión de Criadores de Toros de Lidia (UCTL) supera los 77 millones, calculando los animales destinados a las corridas de esta temporada y añadiendo la pérdida de los añojos, erales y utreros que se quedarán en el campo”, detalló hace unos días la UCTL en un comunicado.

Para entender la situación de la cría de ganado bravo hay que tener en cuenta que en las corridas de toros solo se pueden lidiar reses de cuatro o cinco años (en las novilladas, de tres). Se trata de unos animales en los que se ha invertido durante años mucho dinero, que no se recuperará al no haber festejos.