Hoy hace 30 años se inició el duelo Rincón – Ponce


por Alberto Lopera

cartel cadalsoHoy hace 30 años se inició la rivalidad torera entre César Rincón y Enrique Ponce. Fué en la plaza de Cadalso de los Vidrios, catalogada de tercera categoría como plaza de provincia a donde nunca van las figuras del toreo. Aquel día 3 de junio de 1990 en compañía del recordado periodista Vicente Gallego Blanco, fuimos a ese sitio para acompañar y arropar al torero colombiano que apenas iniciaba su andadura en España.

En el libro “Los grandes maestros del toreo valenciano“, escrito por José Luis Benlloch, Enrique Ponce narra este episodio clave en su trayectoria. La situación es agobiante. No hay contratos y los que hay son para pensárselos. La cuarta corrida de toros de su vida es en Cadalso de los Vidrios un 3 de junio de 1990 -tal día como hoy, pero de hace 30 años-. Tres toros de Jiménez Alarcón y tres de José Luis Sánchez y Sánchez, para César Rincón, que acababa de llegar a España de la mano de Luis Álvarez, Pedro Lara y Enrique Ponce. La corrida es dura y mansa. Lo menos apropiado para darle confianza a un “chaval” que empieza. El primero de su lote le coge varias veces y al acabar con el regalo, mientras espera tumbado en una camilla a que le atiendan los médicos, le pasa por la cabeza por primera vez en su vida si vale la pena seguir en el toreo.

“Fue la primera y única vez que dudé en mi vida. Es más, dudé incluso si debía salir a matar el segundo. Naturalmente me sobrepuse inmediatamente, salí a la plaza y aún corté la oreja. Fue algo muy pasajero y hasta me vino bien, aquella oreja me dio mucha moral”, confesaba el propio Ponce pasado el tiempo.

Esa tarde solo se cortó esa oreja por parte del valenciano que como lo anotó él mismo, fue el día que apunto estuvo de irse del toreo, mientras el colombiano inició una lucha de once meses para encumbrarse en primerísima figura del toreo.